El País
Imprimir

Artículo: Lucha de clases

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 15/08/2013

Neill Blonkamp reflexiona sobre el abismo entre ricos y pobres en una tierra apocalíptica y decadente.

Elysium
  • Género: Ciencia-ficción
  • Fecha de estreno: 16/08/2013
  • Director: Neill Blomkamp
  • Actores: Matt Damon (Max De Costa), Jodie Foster (Secretary Rhodes), William Fichtner (John Carlyle), Sharlto Copley (Kruger), Alice Braga, Carly Pope, Talisa Soto, Diego Luna (Julio), Michael Shanks, Faran Tahir (Presidente Patel), Jose Pablo Cantillo (Sandro), Wagner Moura (Spider)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

En realidad hay un Elysium en Ciudad de México, Río o Johannesburgo. Uno en cada ciudad donde los contrastes entre el universo de los que tienen y pueden y el de los que no tienen y no pueden es tan extremo. Neill Blonkamp, maestro de la parábola social futurista, indaga en ese abismo entre barrios residenciales y favelas en clave de ciencia-ficción, en un futuro en el que la Tierra, decadente, y moribunda, es el rincón en el que se hacinan los pobres, trabajando para los ricos que viven plácidamente en una estación espacial de nombre Elisyum en la que todo es armonía, confort y lujo. Conscientemente o no, la cinta podría leerse también como una parábola acerca de las catastróficas consecuencias de un futuro en el que la atención sanitaria y los hospitales son para los ricos. Y es que Neill Blonkamp se confiesa cineasta extremadamente político. Y así, en la misma latitud que su ópera prima, Distrito 9, Elysium reflexiona con el género como coartada acerca de la lucha de clases y la inmigración con metáforas apocalípticas extremas, pero inquietantemente posibles. Matt Damon es Max, uno de tantos supervivientes terráqueos sin porvenir que, fruto de una sobreexposición radioactiva, tiene solo una alternativa para eludir la muerte: viajar a Elysium para someterse a la cura necesaria. La única manera, no obstante, de lograr un billete es implicándose en un complot que prevé un golpe de estado en el “paraíso” y decidir entre sus principios y el instinto de supervivencia.

¿Quién es quién?

MAX. Admirador de Distrito 9, Matt Damon no se hizo de rogar cuando Neill Blonkamp llamó a su puerta para ofrecerle encarnar a Max, un operario de una fábrica de robots en la Tierra, sin presente ni futuro que sueña desde niño con viajar a Elysium. Pero el sueño se convierte en imperiosa necesidad cuando, víctima de un accidente laboral provocado por un jefe sin escrúpulos, absorbe una radiación letal.

DELACOURT. Es la inflexible secretaria de defensa de Elysium y habla por boca de la oscarizada Jodie Foster. Su misión es evitar a toda costa que los inmigrantes terráqueos disturben la paz de los millonarios que habitan en la idílica estación espacial. Pero además tiene sus propias ideas acerca de la defensa. Tal es así, que planea hacerse con el control del gobierno de Elisyum para imponer mano dura.

FREY. Criada en un suburbio de la Tierra junto a Max, Frey es una presencia fundamental en la vida de éste. El destino quiere que ambos se vuelvan a encontrar cuando Max acude a una revisión médica rutinaria para descubrir que Frey es ahora un médico brillante y, además, madre de una niña que padece una enfermedad terminal. Tercera película postapocalíptica de Alice Braga tras A ciegas y Soy leyenda.

KRUGER. Su última incursión delante de las cámaras fue hace tres años en la piel del loco Murdock en El Equipo A. El sudafricano Sharlto Copley vuelve aquí a ponerse a las órdenes de Neill Blonkamp, que le descubriera para el cine en 2009 con Distrito 9. Kruger es el brazo armado de Delacourt en la Tierra, un militar perturbado y sin escrúpulos con ideas propias acerca del futuro del gobierno de Elysium.

Y además

El toque Blonkamp

Su idilio con el cine viene de antiguo. A los 16 años ya trabajaba en el mundo de la animación y el diseño 3D en la compañía de producción de su buen amigo Sharlto Copley (coprotagonista de Elysium). A esas alturas Blonkamp ya tenía claro que quería triunfar en el cine. Se mudó a Canadá para formarse en el Vancouver Film School y, una vez graduado, comenzó a trabajar como técnico de efectos visuales para diversas compañías de primera fila. Dirigió una aclamada trilogía de cortos basados en el videojuego Halo que llamaron poderosamente la atención de Peter Jackson, que lo reclutó para dirigir su esperadísima adaptación. El proyecto acabó saltando por los aires, pero Jackson mantuvo su compromiso con Blonkamp financiando su ópera prima, Distrito 9, coproducida y protagonizada por Sharlto Copley, aclamada por crítica y público y nominada al Oscar a la mejor película. El tándem Blonkamp- Copley ya prepara nuevo proyecto. Se trata de la comedia de ciencia–ficción Chappie, que verá la luz el año próximo.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs