El País

Crítica: Evita en el limbo

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Eva no duerme

Lo mejor:
Que Pablo Agüero sea un cineasta tan poco convencional

Lo peor:
Las lagunas estructurales que presenta la irregular dramatización

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.3
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 12/02/2016
  • Director: Pablo Agüero
  • Actores: Gael García Bernal (Admiral Emilio Eduardo Massera), Mia Maestro, Denis Lavant, Pepi Monia (Evita), Imanol Arias, Daniel Fanego
  • Nacionalidad y año de producción: México, Argentina, 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Un cuarto de siglo insepulto, como atrapado en ese limbo de inmortalidad, en el puente entre la dimensión humana y divina, permaneció el cuerpo sin vida de Eva Perón, en la bisagra entre el mundo de los vivos y el de los mitos. Pablo Agüero, uno de los cineastas argentinos con voz más genuina del panorama actual, escarba en los claroscuros de aquel estrambótico y surrealista episodio, enhebrando un discurso que tiene mucho de interpretación psicoanalítica, desde la perspectiva del tiempo, de lo que fue Argentina el pasado, lo que es en el presente, y lo que será en el futuro.

Agüero profana el luto, el llanto perpetuo de sus compatriotas aproximándose a la dimensión más oscura, y hasta macabra, de la leyenda de Evita, cuya pintoresca odisea postmortem es, en sí mismo, una metáfora de la Argentina que no pudo ser, radiografía en clave alegórica de un conflicto político, ideológico y espiritual que colea aquí en una irregular dramatización en tres actos, que no indaga tanto en las circunstancias, rehuyendo un abordaje convencional del relato y de los hechos, en una ficción que se construye desde la semblanza, desde la complementaria comparecencia de tres personajes/espectros, que encarnan, de una manera u otra, las agudas contrariedades de la persona y del personaje, de la mujer y del mito.

Agüero tiene un problema de mucho peso: su protagonista es un muerto, el rastro de un símbolo, de una cierta idea/imagen de Argentina. Un "personaje" demasiado abstracto, cuya voz silenciosa no logran acallar los tres cronistas elegidos por Agüero para desentrañar las claves del singular suceso. Falta continuidad entre las partes, y más allá de las sugerentes semblanzas, la sensación es que Eva no duerme acusa una disfuncionalidad estructural demasiado evidente.

La cinta combina esta sutil dramatización, sustancialmente discursiva, y en ese sentido, no demasiado cinematográfica, con imágenes de archivo, moviéndose por esa tierra de nadie en la que se encuentra el estímulo documental y las necesidades, no del todo bien atendidas, de una ficción brillante, quizás, en la consideración aislada de las partes, pero un punto fallida en el conjunto. Dicho esto, es de justicia reconocer los riesgos que asume Agüero en una película genuina en forma y fondo, que ofrece una perspectiva inédita y contundente del mito, y cuyas claves quizá se escapen parcialmente al espectador no argentino, no avezado en la singularidad histórico-simbólica de la siempre fascinante figura de Evita.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP