El País
Imprimir

Crítica: El culto al vil metal

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Felices 140

Lo mejor:
Un reparto, en líneas generales, muy sólido

Lo peor:
Querejeta no acaba de dar con el tono

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
43 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia dramática
  • Fecha de estreno: 10/04/2015
  • Director: Gracia Querejeta
  • Actores: Maribel Verdú (Elia), Antonio de la Torre (Juan), Eduard Fernández (Ramón), Alex O´Dogherty (Polo), Ginés García Millán (Mario), Nora Navas (Martina), Marián Álvarez (Cati)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

En torno a la clásica disyuntiva del "¿qué harías si…?" Gracia Querejeta reflexiona acerca del cóctel explosivo dinero-amistad, alrededor de un banquete de buitres que se reparten los despojos del muerto mientras prostituyen su dignidad al olor de un fajo de billetes, dispuestos a asociarse con el diablo con tal de cazar parte del botín. Lo mejor de Felices 140 es el acusado cambio de registro que desencadenan el primer y el segundo giro de la trama. La cinta arranca proponiéndose como réplica sin dobleces de Los amigos de Peter y demás comedias amables sobre reunión de viejos colegas que hacen inventario de sus éxitos y derrotas reencontrándose con el pasado.

En ese primer acto, lo nuevo de Querejeta se disfraza de cine rutinario, buceando entre estereotipos de dramedia de breve reencuentro, en torno a un cumpleaños en el que se invocan viejos fantasmas, pero siempre con media sonrisa en la boca. Pero en realidad esa concatenación de estereotipos es una bomba de relojería que estalla a partir del segundo acto. Es entonces cuando Querejeta tuerce el gesto revelando sus verdaderas intenciones: nada de aquelarres generacionales y festivas reconciliaciones con el mar de testigo de excepción. La comedia blanca se retira dejando paso al sutil humor negro en torno a una merienda de hienas. Un cambio de registro abrupto y hasta cierto punto desconcertante en el que Felices 140 escribe sus mejores minutos.

 A partir de ahí surge una reflexión, un tanto plana pero jugosa, acerca de la toxicidad del dinero, del escurridizo significado de la palabra amistad y, a fin de cuentas, sobre la miserable condición humana, que se revela en toda su dimensión ante el aroma del botín. Es esa polaridad de tonos el punto fuerte de una película lastrada por la concentración de situaciones límite, que al aparcar la comedia zozobra en un punto medio entre una farsa teatral y un thriller de conciencias sucias convencional, sin acabar de ser lo uno ni lo otro.

Todo en lo nuevo de Querejeta suena a excesivamente improbable, a exageradamente arquetípico. Y el esquema podría funcionar en el contexto de una narración con más dobleces, más histriónica y pantomímica, pero menos lineal que la que propone la directora de Héctor. El problema es que la ficción está construida en torno a arquetipos muy gruesos, y a ratos sobran cargas de profundidad porque el relato pide a gritos un registro más bronco y definitivamente más autopródico. Digamos que Felices 140 se toma a sí misma demasiado en serio, que abusa de diálogos profundos y tics teatrales. El elenco es sólido en general, aunque unos desafinan más que otros.

Aplausos para Marián Álvarez, Eduard Fernández y Nora Navas, para Maribel Verdú, de la que Querejeta demanda un registro demasiado trágico e intenso, pero que cumple con el oficio que se le presupone. Ellos tapan las carencias de una ficción irregular, que oscila entre extremos (brillante a ratos, extremadamente convencional a otros) alrededor de un planteamiento valiente y de potencial incendiario al que, a nuestro juicio, no se le exprime todo el jugo.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “MILES AND MUSIC” SEATTLE (3)

De Luis Javier Martínez

El contenido musical de Seattle da para más “Miles And Music”, aquí seguimos con destacados y notables protagonistas: QUIN...


Podcast de cine: BUTACA VIP