Crítica: La madre muerta

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Felices sueños

Lo mejor:
Los sugerentes y diversos acercamientos a la esencia de lo maternal

Lo peor:
Algunos pasajes menos inspirados que el resto en términos expresivos

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.5
20 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 10/02/2017
  • Director: Marco Bellocchio
  • Actores: Bérénice Bejo (Elisa), Valerio Mastandrea (Massimo), Fabrizio Gifuni, Guido Caprino (Padre de Massimo), Barbara Ronchi (Madre de Massimo), Dario Dal Pero (Massimo adolescente), Emmanuelle Devos
  • Nacionalidad y año de producción: Francia, Italia, 2016
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Inspirándose en la novela autobiográfica del periodista y escritor Massimo Gramellini, el veterano Marco Bellocchio se sumerge, como en otras de sus obras recientes -La sonrisa de mi madre (2002), Buenos días, noche (2003) o Vincere (2009)- en la intimidad psicológica y emocional, en el discurrir cotidiano de un drama, para terminar aventurándose en el territorio intermedio entre la deconstrucción de consensos y la búsqueda de unas convicciones morales estables sobre lo humano. En este caso, bien podríamos afirmar que Felices sueños es una de las películas actuales más conmovedoras sobre ´lo maternal´ como misterio, entendido en términos carnales y sensuales, pero también espirituales y hasta psicoanalíticos (esto último habitual en su cine desde que comenzara a colaborar con el psicoanalista Massimo Fagioli).

 La muerte en off de la madre torrencial (Barbara Ronchi) de Massimo ( Valerio Mastandrea) lleva al protagonista a cuestionarse, durante varias décadas y en paisajes existenciales diversos, el andamiaje ético, mental e ideológico sobre el que se asienta su vida. El resultado en pantalla de estos planteamientos es un filme extrañamente absorbente, entre la introspección despojada y un lirismo arrebatador, cargado de destellos de expresividad voluptuosa en su lacerante recreación de la memoria viva.

 Finalmente, en Felices sueños las densas nieblas del pasado no se evaporan (como ocurre en tantas ficciones contemporáneas) gracias a la catarsis sentimental de un ´yo´ autárquico, sino únicamente cuando, confiando en nuestras redes afectivas, nos internamos en la dimensión sombría del recuerdo. Una meditación que conecta Felices sueños de nuevo con el Bellocchio de hoy, el revisionista, quien tras superar su prolongada etapa guerrillera replantea su ánimo subversivo a partir la aguda relectura de un pretérito familiar, personal, que es inevitablemente también universal e histórico.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP