El País

Crítica: Arte versus industria cultural

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Florence Foster Jenkins

Lo mejor:
Sus brillantes reflexiones sobre arte e industria cultural

Lo peor:
Lo previsible (pese a la notable efectividad) de sus mecanismos cómicos

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
39 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Biográfica
  • Fecha de estreno: 23/09/2016
  • Director: Stephen Frears
  • Actores: Meryl Streep (Florence Foster Jenkins), Hugh Grant (St Clair Bayfield), Rebecca Ferguson (Kathleen), Simon Helberg (Cosme McMoon), Nina Arianda (Agnes Stark), John Kavanagh (Arturo Toscanini)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, 2016
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Poco cabía ya esperar a estas alturas de Stephen Frears, cineasta acomodado desde hace tiempo a registros tan previsibles como pobres de lo cómico y lo dramático, conformándose con encajar en los circuitos de versión original y ser aplaudido por una cinefilia para la que tiene más peso el prestigio adquirido que los méritos presentes. Sorprendentemente, en Florence Foster Jenkins trasciende con inteligencia y una realización enérgica el convencional fondo tragicómico de un relato previsible y basado en hechos reales.

 El aspecto más relevante y, digámoslo ya, revulsivo, de la película, se lo debemos a una mirada venenosa y plenamente contemporánea a la cultura del espectáculo y, especialmente, al espectáculo de la cultura: no tienen desperdicio la desmesurada parafernalia creada en torno a una freak - Meryl Streep, agente incómodo, gratamente perturbador en una comedia precisa y de modos suaves-, solo por adherirse y formar parte del fenómeno de moda, así como el retrato de los intereses que alimentan la supervivencia de un producto cultural solo comprensible en términos sociológicos, nunca artísticos.

 Con ecos inesperados del Burton de Ed Wood o el Aronofsky de Cisne negro, Florence Foster Jenkins habla del arte frente a la industria cultural, de la creación como acto de voluntad suprema que solo puede culminar en la autoinmolación. A través del recurso a fuentes diversas de la comedia del Hollywood clásico, hace gala de una eficacia indudable, pero la melancolía que respiran las imágenes -atentos a la escena, tan delicada como amarga, en que Hugh Grant "desnuda" por primera vez a Streep- tiene más nexos en común con La condesa descalza de Mankiewicz que con las mediocres dramedias del último Frears.

Ir a la película >



Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP