El País

Crítica: Louis Leterrier reinventa el gran clásico del fantástico mitológico acuñando un ejemplar sentido del ritmo y regalando 100 minutos de estimable divertimento

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Furia de titanes (2009)

Lo mejor:
Que da exactamente lo que de ella cabe esperar

Lo peor:
Sus muy evidentes imperfecciones

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
39 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Aventuras
  • Fecha de estreno: 31/03/2010
  • Director: Louis Leterrier
  • Actores: Sam Worthington (Perseo), Liam Neeson (Zeus), Ralph Fiennes (Hades), Gemma Arterton (Io), Alexa Davalos (Andrómeda), Danny Huston (Poseidón), Mads Mikkelsen (Draco), Izabella Miko (Atenea), Polly Walker (Casiopea)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2009
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

El nuevo "Furia de titanes" tiene dos virtudes que le dan mucha vidilla. La primera es que dura 100 minutos, y la segunda es que es un no parar de actos heroicos, ataques de alimañas gigantes y visitas al Olimpo a remolque de un espectáculo con el sentido del ritmo muy bien limado. Puede parecer pecata minuta, pero no lo es. A los "Transformers" y "Piratas del Caribe" de la vida nos remitimos: arrítmicas montañas rusas, insoportables mamotretos digitales de tropecientos mil infames minutos de duración, dilatando en esa inaguantable querencia al exceso y a la incontinencia cualquier atisbo de virtud, o sucedáneo.

Leterrier no nos amarga la vida con un engendro amorfo de tal calibre; su película es ágil, llega y se va en un suspiro y no le falta absolutamente nada, aunque siempre podía haber optado por rellenar con una hora y media más de fuegos de artificio con sobrepeso. El relato es simplón, huelga decirlo, pero se ventila sin prótesis ortopédicas, que no es poco. Leterrier sabe que la película no se vende por la profundidad del guión pero tampoco lo abandona a su suerte; hay un equilibrio tosco, pero equilibrio al fin y al cabo entre lo humano y lo divino, entre el muestrario de bestias furibundas y las discretas y estereotípicas motivaciones épicas de sus sufridos personajes. E

n suma, "Furia de titanes" es una película compensada dentro de sus limitaciones, y ello la convierte en divertimento notable, una excusa de evasión frenética y muy disfrutable. Maneja Leterrier una muy vaga idea de lo griego, lo aliña con píldoras delirantes de mitologías extrañas (el kraken es un bichejo de los ciclos mitológicos escandinavos) con la misma gracia, aliento informal de serie B y nulas pretensiones que explicaba el éxito de la película original. En esa exótica combinación adulterada de universos legendarios, con apoyos estéticos muy evidentes en "Troya" de Wolfgang Patersen y "300" de Zack Snyder, Leterrier escurre el bulto de sus peores vicios: diálogos un poco bobos, sentimentalismo de cartón y efectos digitales que oscilan entre lo sublime (ver el Kraken, los cangrejos gigantes o los vuelos de Perseo a lomos de Pegaso) y lo simplemente aceptable (Medusa, sobre todo).

Nadie dice pues que "Furia de titanes" sea una película notable, pero sí, y no es decir poco en estos tiempos de atrofiados espectáculos de feria más tediosos que la versión extendida de una película de Abbas Kiarostami, que está a la altura de lo esperable; que tiene ese puntito atractivamente arcaico del fantástico ingenuo aparatosamente pasado de moda, que se mira con agrado y sin coleccionar bostezos a rebufo de un Sam Worthington que tiene ese nosequé de los actores muy vendibles con aura estelar eternamente brillante.

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs