El País
Imprimir

Crítica: Marc Forster sigue con demasiada fidelidad el manual de las películas de epidemias zombi, pero a la vez regala un espectáculo trepidante del primer al último minuto

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Guerra Mundial Z

Lo mejor:
Que no da un minuto de tregua

Lo peor:
Es previsible de punta a cabo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.6
46 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 02/08/2013
  • Director: Marc Forster
  • Actores: Brad Pitt (Gerry Lane), Mireille Enos (Karin Lane), Daniella Kertesz (Segen), James Badge Dale (Capitán Speke), Ludi Boeken (Jurgen Warmbrunn), Jamie Foxx (Parajumper), Fana Mokoena (Thierry Umutoni), David Morse (Ex-agente de la CIA), Elyes Gabel (Andrew Fassbach), Sterling Jerins (Constance Lane)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

El singular punto de vista de la exitosa novela de Max Brooks, que da noticia de una guerra mundial zombi reconstruyendo los hechos cual si de reportaje periodístico se tratara a través del presunto testimonio oral de sus sufridas víctimas, se diluye aquí en el esquema tradicional de un héroe salvador de la especie cuyo sacrificio es la esperanza de millones de vidas. Es decir, Guerra Mundial Z renuncia, comprensiblemente, al activo esencial de la novela que aborda, a su mejor baza.

Marc Forster se queda pues con los cuatro trapos de siempre: un apocalipsis zombi, un padre luchando a brazo partido por salvar a los suyos, una vacuna vital para frenar el contagio y un largo etcétera de estereotipos del cine de ciencia-ficción zombi post 28 días después. No hay nada en la propuesta de Forster que marque distancias con "Soy leyenda" o la citada película de Danny Boyle y su secuela. Clásico thriller epidemológico con búsqueda contrarreloj de antídoto, con el aditivo de la parafernalia y la ritualística zombi como adorno, un tanto accesorio (por irrelevante), Guerra Mundial Z camina de principio a fin por territorio explorado y conocido.

Forster prescinde de la panorámica gigantesca de un conflicto a gran escala que habría exigido filmar una película de marines, y un director como Michael Bay para desgranar las diferentes etapas de la destrucción, apostando por la visión intimista a escala humana, que es exactamente la misma por la que se movía Spielberg en La guerra de los mundos, es decir, padre de familia comprometido hasta las cejas en garantizar la supervivencia de los suyos en mitad del caos. O sea, novedades las justas. Forster asume pocos riesgos, y con la magnitud del material a disposición, el resultado quizá sepa a poco.

Ahora bien, asumiendo que Guerra Mundial Z se mueve por terrenos excesivamente familiares, y asumiendo a la vez que los personajes están definidos a brochazos, lo que repercute en los niveles de empatía entre el público y el héroe, la cinta de Forster se consume sin resistencia. Frenético, trepidante del primer al último minuto, reacio a irse por las ramas, alérgica a las digresiones, el thriller zombi producido por Brad Pitt y su gente va directamente al grano, metiéndose en faena sin marear la perdiz. Puede que no venda novedades, que se olvide en un abrir y cerrar de ojos, pero es también un espectáculo muy competente, un blockbuster epidemológico de alto octanaje que se sigue con una curiosidad permanente por desvelar quién o qué se oculta detrás de la próxima esquina.

Es decir, Forster saca a pasear brillantes dotes de narrador todoterreno, pautando el suspense con una planificación envolvente, un acompañamiento sonoro-musical perfectamente a tono, y la complicidad de un Brad Pitt que muestra aquí su mejor cara en un papel sin demasiadas aristas pero que exige el carisma y la presencia que al protagonista de Seven precisamente le sobra.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP