El País

Artículo: Saoirse Ronan interpreta a una implacable adolescente

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 10/06/2011

Insólito cruce entre cine de espías y cuento de hadas firmado por el director de ‘expiación’.

Hanna
  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 10/06/2011
  • Director: Joe Wright
  • Actores: Saoirse Ronan (Hannas), Eric Bana (Erik), Cate Blanchett (Marissa), Tom Hollander (Isaacs), Paris Arrowsmith (Ténico de la CIA 1), Olivia Williams (Rachel), John MacMillan (Walt), Jason Flemyng (Sebastian), Tim Beckmann (Walt), Vicky Krieps (Johanna Zadek), Christian Malcolm (Cabeza de Oops), Jamie Beamish (Burton), Tom Hodgkins (Monitor), Michelle Dockery (Falsa Marissa), Nathan Nolan (Doctor del campo G)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, Alemania, EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Dice Eric Bana que el guión de Hanna era diferente, que no le recordaba a nada de lo leído o visto hasta entonces. Un guión difícil que cambió de manos una y mil veces, al punto de permanecer tres años seguidos en el vértice de la célebre Black List, que clasifica los guiones no filmados más interesantes en circulación en la industria del cine. A caballo entre el thriller de espías, el cuento de hadas, la tragedia familiar y el relato iniciático, Hanna cambia de piel a cada quiebro ganándose a pulso la catalogación de cinta inclasificable. La culpa, en buena medida, es de Joe Wright (Orgullo y prejuicio, Expiación) que, harto de los corsés del drama británico de época, afronta en Hanna un reto a la altura de un cineasta que se intuía dotado de medios ilimitados. Wright, que heredó un proyecto del que previamente se cayeron Danny Boyle y Alfonso Cuarón, aborda su película visual y conceptualmente más ambiciosa como un reto, una ocasión de demostrar y demostrarse a sí mismo.

Filmada fundamentalmente entre Finlandia y Marruecos, Hanna existe tal cual es gracias a su joven protagonista, Saoirse Ronan, principal valedora de Wright, que la dirigió en Expiación en el papel por el que fue candidata al Oscar hace tres años. Ronan, que ofrece un extraordinario despliegue de recursos físicos y emocionales, se sometió a una exigente preparación prerodaje que incluyó tres meses de concienzudo trabajo con Jeff Imada, discípulo de Bruce Lee y reputado instructor de artes marciales (suyas eran las elaboradas coreografías cuerpo a cuerpo de la saga Bourne). Imada le dio las claves para hincar el diente sin complejos a un papel no apto para cualquier actriz.

Ronan defiende así el segundo protagonista de enjundia en su carrera (Peter Jackson la dirigió en la discutible The Lovely Bones) en la piel de la Hanna del título, una adolescente de 16 años que sobrevive alejada de la civilización, criada en estado semisalvaje en una cabaña situada en un remoto paraje boscoso de Finlandia. Allí su padre Erik (Eric Bana), ex agente de la CIA, la entrena física y mentalmente para enfrentarla a una lucha sin tregua por la supervivencia. Pero ha llegado la hora de que Hanna abandone el nido, regrese a la civilización y sobreviva en un mundo hostil donde Marissa (Cate Blachett), una mancha en el pasado de Erik, representa el mayor obstáculo. Su obsesión por dar caza a padre e hija no conoce límites y ha llegado la hora de rendir cuentas. En fin, Hanna es un desconcertante y sofisticado popurrí de géneros pulido, además, por los estridentes sonidos de la insólita partitura original de Chemichal Brothers.

Hija, padre y malvada

Saoirse Ronan. Cumplió 16 años durante el rodaje de Hanna, pero ya tiene el suficiente peso en la industria como para propiciar el fichaje de un director de su gusto. Ronan encara un tour de force de gran exigencia protagonizando complejas secuencias de acción para las que se entrenó practicando Wing Chun. La veremos en lo próximo de Neil Jordan, Byzantium.

Eric Bana. Más que nadie Bana necesitaba enrolarse en un proyecto de prestigio como Hanna. Desde Munich, en 2005, no da pie con bola y Joe Wright le ofrece la oportunidad de redimirse en la piel de Erik, un infalible exagente de la CIA con aura de invencible que vuelve al redil para enfrentarse a un fantasma del pasado y para proteger a su hija.

Cate Blanchett. Trabajar junto a Joe Wright era una cuenta pendiente. Ya estuvieron implicados en un proyecto común hace algunos años, pero el empeño no llegó a buen puerto. Blanchett, que ya está en Nueva Zelanda filmando las dos películas de El Hobbit a las órdenes de Peter Jackson, da vida a Marissa, una espía rencorosa obsesionada con echar el guante a Hanna.

Y además

El británico que no quiso ser el nuevo James Ivory

Sus padres eran propietarios de un teatro de marionetas y Joe Wright, londinense del 72, se crió entre bambalinas. Desde muy joven hacías sus propias películas caseras en Súper 8 y, así las cosas, decidió estudiar cine en el Central St. Martins. Despuntó como el alumno más brillante de su quinta y pronto triunfó como realizador televisivo, con candidaturas al BAFTA incluidas. En 2005 dio el gran salto dirigiendo su primer largo, Orgullo y prejuicio, un éxito de crítica y público que le convirtió en el cineasta de moda en Reino Unido con sólo 33 años. Veinticuatro meses después se consagró por todo lo alto gracias a Expiación, candidata a siete Oscar. El solista, estrenada hace dos años, fue un paso atrás en toda regla.

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs