El País

Crítica: El noruego Tommy Wirkola se apunta al filón de los cuentos tuneados con una tediosa recreación adulta del universo de los hermanos Grimm

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Hansel y Gretel: Cazadores de brujas

Lo mejor:
La sobriedad y el oficio de Jeremy Renner

Lo peor:
Prácticamente todo lo demás

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.7
34 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 01/03/2013
  • Director: Tommy Wirkola
  • Actores: Jeremy Renner (Hansel), Gemma Arterton (Gretel), Famke Janssen (Muriel), Pihla Viitala (Mina), Derek Mears (Edward), Ingrid Bolso Berdal (Bruja cornuda), Joanna Kulig (Bruja pelirroja), Thomas Mann (Ben), Peter Stormare (Sheriff Berringer), Bjørn Sundquist (Jackson), Zoe Bell (Bruja alta), Rainer Bock (alcalde Engleman), Thomas Scharff (padre), Cedric Eich (joven Hansel), Alea Sophia Boudodimos (Gretel)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Planteada como una película turmix, con las costuras enormes y a flor de piel, Hansel y Gretel: Cazadores de brujas se define por la suma de los trozos que la dan cuerpo. Por un lado se apunta al carro de ese ortopédico revisionismo hollywoodiense de los cuentos de toda la vida, en coloridos y huecos espectáculos de músculo y acción con ecos de la reciente edad de plata del cine épico-fantástico, y por otro se limita a convertir Van Helsing de Stephen Sommers en una película de brujas.

A Tommy Wirkola, que debuta en el cine estadounidense con esta película, le resbala la cohesión del relato y el maridaje de los personajes con el entorno. Su propósito es recrearse en una composición atmosférica de un ambiente cuentístico medieval tuneado como fin en sí mismo. La suya es, probablemente, una de las películas argumentalmente más absurdas del cine norteamericano reciente. En realidad a nadie le importa un bledo el destino como adultos de los traumatizados Hansel y Gretel y, en consecuencia, es difícil imaginar o condebir premisa menos atractiva o más peregrina.

Naturalmente la película está a juego con el disparatado y rebuscadísimo planteamiento. Gemma Arterton y Jeremy Renner lucen palmito y complicidad discutible pilotando una película sin entrañas, cuyo guion es solo una excusa para reimaginar un cuento que no tiene reimaginación posible, a rebufo estético de Blancanieves y la leyenda del cazador, poblada de personajes sin sangre ni carisma, de secuencias de acción inconexas y sin contexto, luciendo un deficit de personalidad verdaderamente irritante.

Tampoco Wirkola tiene gran cosa que aportar en el ámbito de lo formal que no hayan explorado ya, sin demasiado ingenio todo sea dicho, recientes incursiones en este punible subgénero llamado, afortunadamente, a morir asfixiado a las primeras de cambio. Es sintomático que Hansel y Gretel: Cazadores de brujas se haga tan larga durando, como dura, menos de 90 minutos. Pero son noventa minutos de acción plomiza apoyada en una infumable dramaturgia que cabe en el espacio de media cuartilla de folio

Ir a la película >



Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP