El País

Crítica: No es país para jóvenes

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Hermosa juventud

Lo mejor:
Puesta en escena, guion, actores... casi todo

Lo peor:
Un final un tanto discutible

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.9
9 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 30/05/2014
  • Director: Jaime Rosales
  • Actores: Ingrid García Jonsson, Carlos Rodríguez, Inma Nieto, Fernando Barona
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

En un agujero negro, reptando entre el barro, tratando de acaparar las migajas que sus padres y abuelos dejaron desperdigadas en tiempos de gasto a todo trapo, los miembros de la generación "nini" serán objeto de estudio de manuales de sociología cuando la perspectiva del tiempo permita ver hasta qué punto les tocó lidiar con un tiempo imposible. Jaime Rosales proyecta en Hermosa juventud una mirada comprensiva, limpia de juicios morales, sobre la infumable supervivencia de todos esos chicos, hijos de la generación de la economía del ladrillo, que un día despertaron en un solar, un país roto y hundido que no tenía sitio para ellos, ni a corto ni a largo plazo. Esta película habla de esa realidad espantosa, la de un país que ha dado un portazo cerrando la puerta a toda una generación (como mínimo) que perdió la esperanza de crear un proyecto de vida propio, entre los palos reiterados que la vida les propina sin compasión.

No hay respuestas, y sí incontables preguntas a lo largo y ancho de esta hermosa película, que mira la vida a la altura de los ojos de las víctimas de ese ostracismo: los jóvenes, los "nini", que ni estudian ni trabajan, atrapados en un limbo de subsistencia asfixiante trabajando en régimen de semiesclavitud. Rosales escucha a sus personajes y les da voz, pero no los juzga: desgrana una realidad sangrante, pero sin intervenir en ella, sin alterarla, dando siempre espacio, dejando aire a sus actores para que, desde la confianza que da improvisar sin la cámara invadiendo tu espacio, sacan lo mejor de sí mismos, creando semblanzas de realidad hiriente, a quemarropa, amargamente tangibles.

No es, ni quiere serlo, una película manifiesto, o un fresco generacional ni nada parecido; es solo la historia de dos postadolescentes que buscan su sitio y no lo encuentran, dos jóvenes españoles que podrían ser cualquiera intentando descifrar el laberinto laboral y vital que sus padres dejaron en herencia. Con ese naturalismo contagioso, esa radiante espontaneidad que salpica todas y cada una de sus películas, Rosales desgrana sin dogmatismos claves esenciales de nuestro presente jugando con la combinación de dispositivos múltiples, convirtiendo el teléfono móvil, objeto de culto que define mejor que ningún otro los usos y costumbres comunicativos de las nuevas generaciones, no solo como plataforma para mostrar imágenes a escala de la vida de sus protagonistas, sino en un excepcional elemento narrativo que resuelve dos de las elipsis más brillantemente ejecutadas del cine reciente. Hay más: Rosales encuentra otra vez cómplices impagables para su propósito. Ingrid García Jonsson pide a gritos el Goya a actriz revelación del año sin eclipsar, y ya es decir, a Juanma Calderón, dos casi novatos de los que el director de La soledad sabe extraer petróleo

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP