Artículo: Hitchock

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 01/02/2013

Anthony Hopkins retrata al Hitchcock más humano durante el accidentado rodaje de “Psicosis”

Hitchcock
  • Género: Biográfica
  • Fecha de estreno: 01/02/2013
  • Director: Sacha Gervasi
  • Actores: Anthony Hopkins (Alfred Hitchcock), Helen Mirren (Alma Reville), Scarlett Johansson (Janet Leigh), Danny Huston (Whitfield Cook), Toni Collette (Peggy Robertson), Michael Stuhlbarg (Lew Wasserman), Michael Wincott (Ed Gein), Jessica Biel (Vera Miles), James DArcy (Anthony Perkins)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, y en el caso de Hitchcock esa mujer tenía los rasgos de Alma Reville, la mitad silenciosa de su perverso ingenio. Basada en el libro Alfred Hitchcock and the Making of Psycho, de Stephen Rebello, la que es, sin duda, una de las grandes perdedoras en el reparto de candidaturas a los Oscar 2013 (sólo ha cazado una, en categoría de mejor maquillaje) escarba más allá del mito, preguntándose quién era el hombre que se escondía detrás del mediático maestro del suspense.

Sacha Gervasi, un perfecto desconocido hasta la fecha, se postuló como candidato para llevar el libro a la pantalla, imponiéndose a otros candidatos de más peso y pedigrí, planteando el relato como una atípica historia de amor, la del orondo director de Vértigo y su esposa Alma. Es el telón de fondo de uno de los períodos más cruciales en la vida del director, cuando, hastiado del éxito de superproducciones con grandes estrellas como Con la muerte en los talones, decidió reinventarse y desafiar toda expectativa implicándose en un proyecto suicida, la adaptación de una oscura novela de terror titulada Psicosis por la que nadie daba un duro. Hitchcock perseveró aún sin el respaldo de estudio alguno, rehipotecando su casa para poder financiar la cinta. La ambigua relación con sus actrices Janet Leigh y Vera Miles, los encuentros y desencuentros con su paciente esposa y su incondicional amor por el cine son los principales ingredientes del guiso.

Las caras de “Psicosis”

Alfred Hitchcock. Habituado a "imitar" a grandes figuras históricas (Picasso y Nixon, sin ir más lejos), Anthony Hopkins se transforma físicamente (engordó varios kilos para encarnar el papel) en el gran Alfred Hitchcock, inmerso en una encrucijada profesional y tratando de recuperar las riendas de su exitosa carrera.

Alma Reville. Amiga, confidente y amante, Alma Reville fue sostén y leal consejera del Hitccock durante muchos años. Su alter ego en la pantalla es Helen Mirren, que sonaba con fuerza para el Oscar tras competir por el Globo de Oro y el premio del Sindicato de Actores. Al final se quedó sin su quinta candidatura.

Jane Leigh. Se cuentan toda clase de chismorreos acerca de la obsesión del orondo cineasta con las actrices rubias y, al parecer, Leigh fue uno de sus mayores objetos de deseo. En Hitchcock tiene los rasgos de Scarlett Johansson, que ya se prepara para meterse en la piel de Natacha Romanoff en Los Vengadores 2.

Vera Miles. Otra de las recurrentes obsesiones eróticas de Hitchcock, con quien le unía un contrato de siete años y a cuyas órdenes ya había trabajado en televisión y en el largometraje Falso culpable. Miles, distanciada del maestro al inicio del rodaje de Psicosis, comparece aquí tras el rostro de Jessica Biel.

Anthony Perkins. Gervasi sabía de lo delicado de esta elección. El icónico Perkins/Norman Bates no podía caer en manos de un actor cualquiera. James D'Arcy (el oficial Pullings de Master and Commander), amigo de Gervasi, se ofreció con entusiasmo para emular a Perkins, y el parecido razonable hizo el resto.

Y además

El director es la estrella

Los trabajos de imitación son siempre especialmente comprometidos. Más aún si el "homenajeado" es un colega de profesión. No abundan en Hollywood los biopics de directores; la industria prefiere el glamour de las estrellas. No obstante existen algunas excepciones. Robert Downey Jr. estuvo a punto de ganar un Oscar interpretando al padre de Charlot en Chaplin (1992) La cinta no tuvo grandes críticas, todo lo contrario que Ed Wood, clásico del cine contemporáneo que, dos años después, veía a Johnny Depp caracterizado como el peor director de la historia. No pocos halagos mereció también Dioses y monstruos (1998), en la que Ian McKellen resucitaba al gran James Whale, director de Frankenstein, conquistando además su primera nominación al Oscar. En la misma línea, dos años después John Malkovich asumía la identidad de F.W. Murnau en La sombra del vampiro. Recientemente Kenneth Branagh y Ben Kingsley fueron Laurence Olivier y Meliès en Mi semana con Marilyn y La invención de Hugo, respectivamente.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “PROMESAS CUMPLIDAS”

De Luis Javier Martínez

Con la música electrónica tengo una relación de amor y odio, y aunque los dos discos anteriores de Floating Points no me h...


Podcast de cine: BUTACA VIP