Crítica: El director de "Psicosis" revive en una divertida semblanza del backstage del mito, encarnado por un Anthony Hopkins algo pasado de rosca

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Hitchcock

Lo mejor:
Helen Mirren

Lo peor:
Gervasi no acaba de ir más allá de la sucesión de anécdotas



Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.5
28 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Biográfica
  • Fecha de estreno: 01/02/2013
  • Director: Sacha Gervasi
  • Actores: Anthony Hopkins (Alfred Hitchcock), Helen Mirren (Alma Reville), Scarlett Johansson (Janet Leigh), Danny Huston (Whitfield Cook), Toni Collette (Peggy Robertson), Michael Stuhlbarg (Lew Wasserman), Michael Wincott (Ed Gein), Jessica Biel (Vera Miles), James DArcy (Anthony Perkins)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Presentada como un making of de Psicosis, como un heterodoxo retrato aglutinante del gran personaje desde la fuerza gráfica del episodio, Hitchcock, cuyo título engaña a sabiendas y amenaza biopic tele fílmico de gran presupuesto, sigue la estela del Simon Curtis de Mi semana con Marilyn, esbozando la semblanza del mito, naturalmente más allá del mito, desde la inmersión en una etapa/rodaje presuntamente representativa en la vida del artista.

La fórmula, no hay duda, es la mejor posible para abordar un retrato de estas características. Huyendo así del deprimente bosquejo del biopic al uso, Sacha Gervasi perfila en su película el rostro del Hitchcock que casi todos conocemos. Genio y figura, personaje en su vida pública y privada hasta la médula, yonqui del suspense. Marido discutible y observador fetichista de las curvas de las rubias que protagonizaban sus películas, el director de Vértigo comparece aquí como el perfecto outsider, el director-estrella tipo del Hollywood de los años 50 cuyo descomunal olfato narrativo era un sistemático filón para la taquilla.

El maestro utilizaba ese poder para hacer el cine que le venía en gana hasta que en 1959 se topó con un muro: nadie quería producir su capricho más excéntrico, la puesta en imágenes de un librillo terrorífico de serie B que acabaría siendo el esqueleto de una de las mejores películas de género de todos los tiempos. Como a Mi semana con Marilyn a Hitchcock le falta la profundidad de los estudios de personajes de calidad suprema. Gervasi se entretiene con el anecdotario, que ya de por sí tiene cuerda de sobra para nutrir de buen cine los noventa y tantos minutos de este simpático retrato del maestro del suspense. Los porqués profesionales e íntimos están perfectamente equilibrados; la película es directa y no pierde el tiempo en digresiones accesorias.

Gervasi no necesita más tiempo para dibujar al Hitchcock que quiere, en su romance bicéfalo con el cine y con Alma Reville, la mujer que mejor supo entenderle y quererle. Mirren y Hopkins, un pelín histriónico como en Nixon dotan a la pareja de entidad dramática perfectamente sólida. En el fondo este Hitchcock no es más que otra vuelta de tuerca al axioma aquel que dice que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Hitchcock y Alma se amaban a través del cine, y Gervasi noveliza con rigor, y un muy oportuno sentido del humor, los altos y bajos de esa rentable sociedad profesional y sentimental

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “PROMESAS CUMPLIDAS”

De Luis Javier Martínez

Con la música electrónica tengo una relación de amor y odio, y aunque los dos discos anteriores de Floating Points no me h...


Podcast de cine: BUTACA VIP