El País

Según zona y fase, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.

Crítica: Los estragos familiares de la revolución digital

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Hombres, mujeres y niños

Lo mejor:
La visualización del diálogo virtual entre los chavales

Lo peor:
Su abultadísimo exceso de pretensiones

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.6
5 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia dramática
  • Fecha de estreno: 12/12/2014
  • Director: Jason Reitman
  • Actores: Adam Sandler (Don Truby), Jennifer Garner (Patricia Beltmeyer), Rosemarie DeWitt (Helen Truby), Judy Greer (Donna Clint), Dean Norris (Kent Mooney), Timothée Chalamet (Danny Vance), Olivia Crocicchia (Hannah Clint), Kaitlyn Dever (Brandy Beltmeyer), Ansel Elgort (Tim Mooney), Katherine C. Hughes (Brooke Benton), Elena Kampouris (Allison Doss), Will Peltz (Brandon Lender)Emma Thompson (Narrador)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: Pendiente por calificar

+ info

Internet es un nido de víboras, y por nuestros cuerpos fluye sangre digital sin que nos demos cuenta. Las redes sociales han abierto, en realidad, un abismo entre nosotros, y la familia se desestructura a ritmo de click de ratón o de emoticono en el whatsapp. En fin, un panorama desolador ante el que Jason Reitman llora con ahínco, en un universo disfuncional macrocósmico e interconectado en el que la revolución digital nos volvió a todos majaretas. Y hay algo en todo este circo, parece, de penitencia/expiación colectiva a juzgar por lo jondo del discurso de Hombres, mujeres y niños, que apunta ramalazos de comedia online, pero que acaba arrancándose la piel a tiras ante la insoportable levedad del ser digital.

Es como un cruce entre el almibarado desorden cósmico polifónico del Paul Haggis de Crash y el retrato catastrófico de la clase media americana desde la óptica de un modelo de familia al borde de un ataque de nervios de American Beauty, pero en torno a una disección multipantalla de la deriva emocional-afectiva de la generación del ADSL, y la manera en que esta salpica, y de qué manera, a sus progenitores, hundidos en el barro hasta el mismísimo cuello.

Reitman proyecta una afectadísima mirada a ese universo de encuentros en el mundo virtual y desencuentros en el mundo real desde ese espíritu acaparador de las películas que quieren postularse como LA película, con mayúsculas, acerca de la peliaguda cuestión. Intuyes que si Reitman hubiese pretendido contar una de las múltiples historias que componen su última y decepcionante película, y solo una, es posible que el mensaje hubiera calado, y que las pretensiones no hubiesen ahogado, como de hecho ahogan, este desmesurado retrato coral con una acumulación de taras psíquico/emocionales absolutamente empachante, que pretende abordar la cuestión desde todos los ángulos con una acumulación de tragedias y desgracias padre-hijo, marido-mujer, novio-novia verdaderamente desbordantes.

Por si no fuéramos lo bastante espabilados como para captar las sutilezas del collage, Reitman nos ilustra con una voz en off, que empieza pareciendo el acertado complemento de una comedia dramática, y acaba siendo la enfática moraleja de un dramón a múltiples bandas frustrado por unas ambiciones desmesuradas. Hay mucho estereotipo en los retratos, y giros demasiado previsibles porque los personajes son concebidos como arquetipos sociales, con todo el lastre que ello implica.

A la larga, el mayor acierto de la cinta, es la intrusión en pantalla de las conversaciones virtuales, los estados del FB y el puntero del mouse, un recurso que no tiene nada de nuevo pero al que Reitman saca partido con cierta gracia. Lástima que el relato funcione mejor a escala virtual que a escala real. Demasiado drama para tan poca película.

Ir a la película >



La revista hace un paréntesis

Por la emergencia sanitaria actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará cuando vuelva la normalidad. Mientras en la web seguimos informando sobre alternativas de ocio en casa.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP