Crítica: Personajes con potencial, un atrezo sugerente y un puñado de chistes más o menos brillantes maquillan las carencias de una película sin guion ni ADN propio

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Hotel Transilvania

Lo mejor:
Tres o cuatro gags indudablemente conseguidos

Lo peor:
El guion es flojísimo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.4
68 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Animación
  • Fecha de estreno: 26/10/2012
  • Director: Genndy Tartakovsky
  • Actores: Kevin James, Andy Samberg, Steve Buscemi, Adam Sandler, Selena Gómez y Molly Shannon
  • Nacionalidad y año de producción: Estados Unidos, 2012
  • Calificación: Todos los públicos y especialmente recomendada para la infancia

+ info

A descarado rebufo del Monstruos S.A. de Pixar, y con una trillada caricaturización del universo y los atrezos del cine de terror de la edad de oro, Hotel Transilvania cojea del pie del que cojean no pocas películas animadas contemporáneas. Concebida como una montonera de gags, como una cargante sucesión de ocurrencias de irregular comicidad, lo nuevo de la filial animada de Sony defiende ese modelo de narrativa infantil basada en la sobredosis de movimiento, en la rítmica televisiva, y caótica, de una sitcom dilatada, en la que el chiste y el jolgorio cómico ocupan el espacio que, en buena lógica, debería ocupar una historia con sujeto, verbo y predicado.

Todo es mucho más primario aquí que todo eso. Genndy Tartakovsky tiene un decorado sugerente y un puñado de iconos reinventados del cine terrorífico con un discreto potencial que se queda sol en eso, potencial. Hotel Transilvania tiene mimbres respetables, pero no tiene percha sobre la que colgarse.

El guion responde a una sucesión atropellada de situaciones-tipo, de afectos y desafectos de perogrullo, que no son sino coartada para llenar la pantalla de chistes, de esporádicos golpes de ingenio humorístico que juntos no aciertan a formar un todo, un conjunto mínimamente coherente y cohesionado. Tartakovsky apuesta por un tono decepcionantemente infantil. Decepcionantemente, decimos, porque tiene a disposición material más que abundante para hacer cine familiar, para seducir a padres y adultos acompañantes con el aval de un menú cinéfilo con enormes posibilidades.

Pero nada de eso; Hotel Transilvania es, en el mejor de los casos, y más allá de sus virtudes de puesta en escena, una película solo apta para críos no crecidos, y en el peor, una cinta de animación del montón, incapaz de definir una ruta propia que la haga diferente, genuina, o simplemente solvente.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP