El País

Crítica: Llynn Collins y Michael Ealey son lo mejor de este empalagoso melodrama de redenciones y segundas oportunidades con alma de videofilme

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Incondicional

Lo mejor:
La eficiente pareja protagonista

Lo peor:
Su indisimulable barniz telefílmico

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
5
1 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 20/09/2013
  • Director: Brent McCorkle
  • Actores: Lynn Collins (Samantha Crawford), Michael Ealy (Joe Bradford), Bruce McGill (Detective Miller), Kwesi Boakye (Macon), Diego Klattenhoff (Billy), Cedric Pendleton (Anthony), Danielle Lewis (Denise)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Precedida de un estreno casi clandestino en EE.UU. que consintió imprimir la leyenda "estrenada en cines" en la carátula del DVD, Incondicional habla de redenciones in extremis, de segundas oportunidades y de trenes que no cogemos de esos que pasan una sola vez en la vida. La coartada es el reencuentro de dos amigos de la infancia a los que la vida ha dado palos sin compasión, hasta el punto de borrar a perpetuidad la sonrisa de sus cariacontecidos rostros.

Alrededor de ambos cantidad de desgracias, funestos caprichos del destino y un montón de impagables ocasiones para llenarse la boca de citas de libros de autoayuda, haciendo de la necesidad y la carencia virtud. Brant McCorkle despacha un guion propio con las prisas de quien quiere dejar huella en su primer compromiso detrás de las cámarás. Incondicional es un filme plagado de óptimas intenciones que cuajan en un dramón descarnado de vidas al límite sin sentido de la contención o la mesura.

Todo en ella es retórico y rimbombante, enfático hasta el límite de lo tolerable. McCorkle no está cómodo gestionando los delicados registros de una película demasiado ambiciosa. El resultado es un melodrama empalagoso y recargado, una tragedia que abraza el sentimentalismo como principio motor moviéndose con los mismos tics de un videofilme o una película televisiva de sobemesa.

McCorkle carga las tintas con redundantes secuencias videoclip, con una machacona voz en off que no deja nada a la intuición del espectador tratando, con ahínco, de arrancar la lágrima fácil, de estimular la empatía emocional con la ley del mínimo esfuerzo. Suerte que Lynn Collins y Michael Ealy le cogen el pulso a la engolada historia. Ambos cargan con oficio con el peso del desequilibrado melodrama exhibiendo talento en defensa de papeles con margen escaso para el lucimiento.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP