El País

Crítica: James Wan homenajea el cine de casa encantada ochentero con un thriller fantasmal tan escasamente original como incontestablemente efectivo

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Insidious

Lo mejor:
Que, para variar, da miedo

Lo peor:
Que no deja de ser una ensalada de lugares comunes

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.6
37 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Terror
  • Fecha de estreno: 10/06/2011
  • Director: James Wan
  • Actores: Patrick Wilson (Josh Lambert), Rose Byrne (Renai Lambert), Lin Shaye (Elise Rainier), Leigh Whannell (Specs), Barbara Hershey (Lorraine Lambert), Ty Simpkins (Dalton Lambert), Andrew Astor (Foster Lambert)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Puede parecer, y parece, que Insidious es la enésima vuelta de tuerca al enredo terrorífico de la casa encantada y habitada por seres del más allá, pero hay matices. James Wan no toma como referencia el abc del thriller psicológico japonizante de fantasmas infantiles/adolescentes que moran en el más acá por culpa de conflictos sin resolver con los vivos. Wan vuelve la cabeza a los 80 (y no lo oculta, basta remitirse a esos títulos de crédito deliciosamente retro) y no a los 90, capeando con una desestructuración familiar paranormal típicamente americana y típicamente de aquel entonces.

El referente más evidente es Poltergeist de Tobe Hooper: una familia feliz cuya rutina se ve asediada por el cortejo de espíritus de mal aguero al benjamín de la casa. Mudarse, como entonces, no es la solución porque los fantasmas rondan personas y no muebles (otra sensible diferencia con el cine de matriz nipona). Al final, claro, sólo el auxilio de profesionales del diálogo con el más allá puede resolver el entuerto y salvar, quizá, la estructura familiar. Una vez, sin embargo, matizada esa ruptura con la moda imperante y ese retorno a una tendencia más arcaica, "Insidious" no es una película singularmente genuina.

Todo en ella es razonablemente previsible y predecible, y la gestión de los arquetipos es mera y llanamente convencional. Ahora bien, como ya evidenció en el primer Saw, Wan es un cineasta con destreza para configurar atmósferas malsanas, atrezos irrespirables y para inocular mal rollo e incertidumbre en el crédulo aficionado al género. "Insidious" no es nada del otro mundo, pero es de esos contadísimos estrenos de terror que cumplen objetivos, es decir, que dan miedo.

Wan fabrica imágenes impactantes, asusta con criterio y infesta nuestro espacio visual de muertos y, más importante, de vivos genuinamente atemorizados ante la amenaza fantasma: la inquietud es contagiosa, y el suspense, básico a más no poder, funciona en sus muy elementales propósitos. Nos la han vendido como la película más terrorífica del mundo mundial en años, y eso es pasarse tres pueblos; pero Wan tiene ese noseque que cada vez tienen menos artesanos del género para ponerte tenso remozando un puñado de lugares comunes pertinente y sabiamente reestructurados. Insidious sólo da para dos horas de gozosa evasión con dentera para deleite de los asiduos del género. Pero es que eso, y nada más, es lo que se le pide y se le exige.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP