Crítica: Ashton Kutcher se queda pequeño para tanto papel en este tibio biopic que, eso sí, no elude los aspectos más sombríos del personaje

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:

Lo mejor:
Josh Gad en el pellejo de Steve Wozniak

Lo peor:
El esquema de biopic perfectamente convencional

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.9
10 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Biográfica
  • Fecha de estreno: 20/09/2013
  • Director: Joshua Michael Stern
  • Actores: Ashton Kutcher (Steve Jobs), Amanda Crew (Julie), Dermot Mulroney (Mike Markkula), James Woods (Jack Dudman), Ahna O´Reilly (Chris-Ann Brennan), Matthew Modine (John Sculley), J.K. Simmons (Arthur Rock), Lukas Haas (Daniel Kottke), Lesley Ann Warren (Clara Jobs), Ron Eldard (Rod Holt), Josh Gad (Steve Wozniak)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Beatificado a su muerte por las masas, despedido como icono espiritual del siglo, como profeta y visionario, comparado frecuentemente con Einstein y Martin Luther King y otras figuras centrales de la ciencia y el humanismo contemporáneo, como quintaesencia de soñador posmoderno, referente social e idealista adelantado a su tiempo, Steve Jobs, dicen, modeló un mundo nuevo, cambiando drásticamente, dicen, la vida de muchos. No hay mucho de ese Jobs mediático y cuasi divino en el inconsistente retrato de Joshua Michael Stern. Jobs desglosa los inicios de emprendedor de garaje del fundador de Apple, el espíritu idealista del proyecto original para, posteriormente, desgranar el descenso del genio a los infiernos. Su aislamiento, la soledad irrespirable, la obsesión insana con el producto. Stern pone en boca de Jobs cantidad de eslóganes de esos que ahora inundan los muros de Facebook y los manuales de autoayuda.

Sabe lo que sus fans esperan: un perfil lo más unidimensional posible que loe las bondades y glorias del personaje. Y sin embargo, la película echa el freno cuando empieza la luna de miel, cuando se intuye la redención, a mediados de los 90, de un empresario devorado por sus propios sueños. La gracia es precisamente esa. La cinta habla de un Jobs antipático, cegado por el éxito, dogmático, traidor a sus amigos y padre esquivo. Sucede que el capítulo más interesante, y vendible, de la vida de Jobs es el que empieza justo cuando termina la película.

Hasta ahí, más allá del peso de los apellidos y el morbo del "basado en hechos reales", lo que Stern desgrana es la enésima epopeya de un hombre hecho a sí mismo, idealista y soñador, que en algún momento de la escalada a la cima vende su alma al diablo dejando de lado a amigos y familia absorbido, hasta la locura, por sus quehaceres profesionales. Es Jobs, sí, pero podría ser cualquier otro.

El retrato es superficial, los matices escasean, y nada más que la proliferación, decíamos, de eslóganes inspiradores y de píldoras de filosofía empresarial new age nos remite a la gigantesca identidad del personaje objeto de la hagiografía. Kutcher es una apuesta arriesgada, pero es también, a la larga, una apuesta torcida. El ex de Demi Moore imita los andares del padre de Apple, pero su Jobs es un Jobs opaco, de escasos matices.

Stern, entre tanto, se limita a levantar acta de un período, más o menos interesante, de la vida del icono proyectando una mirada tibia e incolora, matizada solo por ocasionales y desafortunados juegos de estilo (véase la cargante secuencia videoclip que condensa la juventud viajera del personaje). El punto a favor, si acaso, es la osadía para cuestionar tímidamente el mito, porque en balance el Jobs de la película de Stern es más el de las sombras que el de las luces. Más allá de eso la cinta no arroja luz nueva ni propone interpretaciones provocadoras de la personalidad del padre de Apple.

Quienes crean que es un santo que cambió para bien la vida de casi todos seguirán creyéndolo, quienes creemos que era un empresario avispado y un vendedor brillante que supo generar dependencias consumistas universales haciendo creer a medio mundo que no podían vivir sin sus inventos, seguiremos enrocados en el mismo sitio. En fin, un biopic tibio y de recorrido corto.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “ROBERT JOHNSON”

De Luis Javier Martínez

Robert Johnson, probablemente en 1937 / Foto: Star Telegram Archives. Tal día como hoy, 8 de Mayo pero de 1911 nacía en el...


Podcast de cine: BUTACA VIP