El País

Crítica: La ley de los débiles.

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Justi y Cia

Lo mejor:
No podría ser más oportuna.

Lo peor:
Su modestia marca sus propios límites.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.8
21 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia dramática
  • Fecha de estreno: 07/11/2014
  • Director: Ignacio Estaregui
  • Actores: Hovik Keuchkerian (Justino), Álex Angulo (Ramón), Marta Larralde, Antonio Dechent, Cristina de Inza, Juanma Lara, Pablo Viña, Santiago Meléndez, Jorge Usón, Gabriel Latorre, Laura Gómez-Lacueva
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

En pleno frenesí de mangancia, choriceo y saqueo indiscriminado de lo público la ópera prima de Ignacio Estaregui cae del cielo como agua de mayo, como una suerte de catalizador de toda la mala hostia acumulada ante el bochornoso espectáculo con el que nuestros políticos, empresarios y banqueros nos deleitan de un tiempo a esta parte. Justi y Cia viene a ser algo así como el "basta ya" del indignado, como la fantasía del ciudadano medio con sed de justicia y consciencia de que ni está ni se la espera. La propuesta de Estaregui tiene mucho de cine terapéutico, de película balsámica.

Al fin y al cabo es bien sabido que los canallas duermen en paz. Por eso Justino, el sufrido desheredado que protagoniza el relato decide arruinarles el sueño por las bravas. Planteada como una parábola cuasi burlesca, aunque muy seria en el fondo, de la España de ahora, indefensa ante los desmanes de la corrupción sistémica y sistemática, Justi y Cia cristaliza como película necesaria y casi inevitable. El mecanismo es muy simple, y el rapapolvo al sistema elemental y si se quiere incluso superfluo, pero así ha de ser porque el empeño no es entrar en honduras, sino en destripar el calamitoso estado de la cuestión en tono de fábula, hablando de héroes que en otro tiempo habrían sido villanos, pero con la que está cayendo se impone la ley de la vara.

Cine pequeño, de vocación modesta, pero absolutamente honesto, que propone un retrato sutilmente (muy sútilmente) distorsionado del sindiós en el que nos hayamos inmersos, invitando a la reflexión desde la comedia, desde el escarnio, desde el reírse por no llorar. La cinta de Estaregui nunca vuela demasiado alto, pero dentro de sus modestas pretensiones pega duro y con contundencia. El equilibrio entre drama y comedia está muy conseguido; un equilibrio con el que empatizas desde la primera secuencia, en torno a un sentido del ritmo y de los tiempos muy afinado, que cuaja, en buena medida, gracias a la extravagante química entre Álex Angulo, en una de sus últimas incursiones delante de las cámaras, y Hovik Keuchkerian, que conforman una de las parejas más insólitas, entrañables y divertidas del curso fílmico 2014.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP