El País

Crítica: Kore-eda cambia radicalmente de tono y registro (otra vez) cone esta entrañable fábula familiar en la que vuelve a exhibir su extraordinario feeling con los críos

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Kiseki (Milagro)

Lo mejor:
Que Kore-eda sea capaz de hacer tanto con tan poco

Lo peor:
La olvidable levedad de la historia

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.1
7 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 20/04/2012
  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Actores: Koki Maeda, Ohshirô Maeda, Ryoga Hayashi, Cara Uchida, Kanna Hashimoto, Rento Isobe, Yoshio Harada, Hiroshi Abe
  • Nacionalidad y año de producción: Japón, 2011
  • Calificación: Todos los públicos y especialmente recomendada para la infancia

+ info

Esta es la primera película de encargo que lleva la firma de Hirokazu Kore-eda y traía dos dardos envenenados a cuestas. Por un lado se trataba de dar fe, bombo y platillo a la inauguración de una línea ferroviaria de alta velocidad en la isla de Kyushu y por otra minutos de lucimiento a los hermanos Maeda, dos cómicos infantiles muy populares por allí con extenso curriculum televisivo. Es decir, una bomba.

Kore-eda lleva años retándose a sí mismo a ser un director diferente en cada película. La última con sello y denominación de origen fue Nadie sabe; luego comenzaron las probaturas; un chambara cómico no demasiado logrado (Hana), una grandiosa emulación del Ozu más doméstico (Still Walking) y una atrevida pero irregular y extravagante alegoría del abismo asocial al que se asoman muchos urbanitas japoneses alienados de sí mismos (Air Doll). Kiseki (Milagro) abunda en este heterogéneo cajón de sastre.

El director de After Life sigue sin querer volver a la gravedad de sus desgarradores docudramas de antaño, y en el empeño gana versatilidad pero pierde identidad. Seguimos, con Kiseki (Milagro) en el ámbito de la película menor, del cine de transición hacia no se sabe dónde. De Kore-eda es lícito esperar siempre la excelencia, y aquí ni rastro de ella. ¿Quiere eso decir que Kiseki (Milagro) (Milagro) no es una buena película? en absoluto; lo es por varios motivos.

Primero por la extraordinaria sensibilidad del director retratando el universo mental y emocional de los críos. Vuelva aquí Kore-eda a la improvisación como estrategia narrativa a la manera de Nadie sabe. El cambio de registro es radical, Kiseki (Milagro) (Milagro) es una fábula, una entrañable y amable tragicomedia familiar de media sonrisa que se concede el atrevimiento de creer en los milagros, pero los niños hablan y sienten como tales, porque Kore-eda no interviene en sus secuencias más que con un puñado de pautas generales.

La espontaneidad y el indiscutible talento de los hermanos Maeda hacen el resto. La cinta te llega al corazón con un esqueleto dramático de telefilme, pero Kore-eda es un retratista de adultos y críos superdotado, un costumbrista extraordinario. Su nueva propuesta quizá no te deja un poso duradero, un recuerdo imborrable, pero es gozoso observar como un cineasta con talento es capaz de hacer una historia de una historieta, de un guion sin sustancia el leit motiv de un pequeño y delicioso cuento sobre una familia rota, una vía de tren y un milagro. Quien iba a decir, después de todo, que Kore-eda creía en esas cosas

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará en septiembre.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP