El País

Crítica: Amor hecho añicos.

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
La desaparición de Eleanor Rigby

Lo mejor:
Jessica Chastain, superlativa.

Lo peor:
No poder ver la(s) película(s) como su director las concibió.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.1
7 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 03/10/2014
  • Director: Ned Benson
  • Actores: Jessica Chastain (Eleanor Rigby), Viola Davis (Profesora Lillian Friedman), Ryan Eggold, Bill Hader, Isabelle Huppert, William Hurt, James McAvoy (Conor Ludlow)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

La ópera prima de Ned Benson pasará a la historia como un monumento a la cerril determinación de un productor prepotente y miope, que ultrajó y podó inmisericorde con la frialdad del funcionario una obra cinematográfica única, que proyectaba dos miradas complementarias y coetáneas sobre una misma tragedia, en una ficción desdoblada en dos puntos de vista, una película para despachar el drama desde los ojos de ella; otra para despacharlo desde los ojos de él. Tendremos que esperar al DVD, al montaje del director, etc. para apreciar esta obra en su verdadera dimensión. La desaparición de Eleanor Rigby resulta ser, a fin de cuentas, un refrito de recortes de las dos películas originales, y si el refrito regala emociones tan auténticas y perdurables no cuesta demasiado imaginarse la magnitud del díptico original, antes que Weinstein decidiera meterle mano. Juzguémosla pues no como el montaje fallido de una película más ambiciosa, sino por lo que es, un desgarrador estudio de emociones al límite, los de una pareja que se ama, pero que no puede estar junta, azotada por una angustia perpetua, entre las ruinas de una familia que pudo ser, pero que no fue, al calor de una tragedia que rompió sus vidas por la mitad.

Hablamos de una película completa, estructuralmente menos ambiciosa que el original, pero tejida alrededor del silencio resignado, cuyo eco traspasa holgadamente el ancho de la pantalla, y que se oye, se siente y se padece. Benson gestiona emociones muy intensas, pero es un cineasta con tacto; no tiene prisa por precipitar el drama. El drama, de hecho, irrumpe casi por inercia, porque la tragedia está implícita y se nos revela entre susurros.

Asistimos a los devastadores efectos de una persecución imposible: un hombre y una mujer que se buscan pero ya no se encuentran, a las terribles consecuencias (un intento de suicidio, una separación traumática, un nuevo y amargo comienzo…) de un suceso que intuimos, pero cuya naturaleza Benson se esmera en esconder, dosificando los pliegues trágicos del relato con un oficio admirable. Contra todo pronóstico el montaje, presumiblemente forzado y conflictivo, funciona, y equilibra los dos planos de la historia, que se llenan de matices gracias a la formidable composición del dúo protagonista, muy especialmente de una Jessica Chastain que esculpe en su rostro las grietas de un corazón roto, llenando de matices un personaje muy comprometido.

Benson administra el tempo del relato dejando respirar al drama, trazando con mimo y trazo firme el perfil agónico de los dos personajes protagónicos, revelando la naturaleza atroz de la herida cuando procede, sin edulcorar la tragedia, sin falsos sentimentalismo y con una habilidad nada desdeñable para fotografiar el vacío de dos amantes imposibles, que ahogaron las pasión y el sentimiento en un pantanal de dolor y autodestrucción.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP