El País
Imprimir

Artículo: Versión anglosajona de uno de los éxitos más recientes del cine israelí

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 08/09/2011

Helen Mirren es una ex agente del Mossad en lo último del director de ‘Shakespeare enamorado’.

La deuda
  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 08/09/2011
  • Director: John Madden
  • Actores: Helen Mirren (Rachel Singer), Sam Worthington (David joven), Jessica Chastain (Rachel joven), Tom Wilkinson (Stefan), Ciarán Hinds (David), Marton Csokas (Stefan joven), Jesper Christensen (Vogel)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

En la estela de ilustres y asfixiantes thrillers políticos de servicios secretos y cloacas del estado de los que proliferaban en los 70 (del tipo Chacal o Los tres díás del cóndor), La deuda reversiona en clave anglosajona uno de los éxitos más recientes del cine israelí, Ha-Hov, dirigida por Asaf Bernstein hace cuatro años y candidata a cuatro premios de la Academia del cine israelí.

Seis actores para tres personajes, Rachel Singer, Stephan Gold y David Peretz, integrantes de un comando del Mossad infilitrado en Berlín Este a mediados de los 60 con una misión de alta prioridad nacional: localizar, secuestrar y deportar clandestinamente al Cirujano de Birkenau, un criminal de guerra nazi que sobrevive indemne e impunemente en una clínica berlinesa, donde ofrece sus servicios como ginecólogo. Las emociones de los tres agentes acabarán por interferir en el desarrollo de la operación. Así, tres décadas después, en 1997, Rachel vive atormentada por un secreto mientras arropa a su hija primogénita en la presentación de un libro sobre las hazañas del comando. Los pecados del pasado piden peaje y, desde la tranquilidad de una jubilación llena de mentiras, la ex agente del Mossad se ve obligada a volver sobre el caso para atar cabos sueltos. Filmada a caballo entre Tel Aviv, Londres y Budapest, La deuda, cuyo guión lleva la firma de Matthew Vaughn (director de X-Men: Primera generación), es la octava película del británico John Madden (Shakespeare enamorado).

30 años no es nada

Helen Mirren. Rachel Singer en su madurez. Feliz madre de familia, superviviente de un matrimonio fracasado, Rachel, agente retirada del Mossad, se rencuentra con el pasado tratando de resolver un dilema moral que no le deja vivir. Mirren, curiosamente, interpretó a una agente de la CIA en la comedia Red, estrenada hace unos meses.

Jessica Chastain. Interpreta a Rachel Singer en los años 60. La deuda es sólo su segunda experiencia como actriz de largometrajes (la veremos en El árbol de la vida, de Terrence Malick). Chastain encarna los dilemas morales de la joven Rachel, que se enfrenta a su primera misión como agente del Mossad, a la vera de dos hombres que marcarán su vida.

Tom Wilkinson. Wilkinson da vida a Stephan Gold en los años 90. Divorciado de Rachel, confinado a una silla de ruedas tras escapar de un atentado, vuelve a llamar a la puerta de su ex para recordarle que tienen cuentas por saldar y negocios sin cerrar en el pasado. Lo veremos, en breve, en la cuarta entrega de Misión imposible.

Marton Csokas. Stephan Gold en su juventud. Un frío, metódico y veterano agente del Mossad que antempone obsesivamente sus obligaciones y que compite con David por el corazón y la atención de Rachel. Csokas, que se dio a conocer en la piel del elfo Celeborn en El Señor de los Anillos, dobla en la cartelera estiva con La deuda y Greeen Lantern.

Ciaran Hinds. Es lo que, treinta años después, queda de David Peretz, el tercero en discordia en el comando, que pone tierra de por medio para aplacar remordimientos y alejarse de la mujer a la que ama, Rachel. Célebre por su aparición en cintas como Pozos de ambición o series como Roma, Hinds se dejará ver en breve en la secuela de Ghost Rider.

Sam Worthington. Un agente con conciencia. Ése es David Peretz a mediados de los 60, un tipo impulsivo y visceral cuyos remordimientos imponen el límite a sus acciones. Suspira en silencio por su compañera de comando Rachel. Worthington, que arrasó con Avatar y Furia de titanes, estrena el próximo enero el thriller Man on a Ledge.

Y además

El hombre que convirtió a Shakespeare en icono romántico

Oriundo de la localidad inglesa de Portsmouth, John Madden se licenció en Cambridge antes de debutar en el mundillo como director artístico de la Compañía Shakespeare de Oxford y Cambridge. Fichó por la BBC y se labró un impecable curriculum como director teatral antes de dar el salto a la pantalla grande. En 1998 holló la cima de su carrera con Shakespeare enamorado, Oscar a la mejor película. Su Majestad Mrs. Brown, La verdad oculta o La mandolina del capitán Corelli son algunos de sus títulos más señeros.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP