Crítica: Gondry se enreda en un sofisticado y estéril ejercicio de estilo en el que la historia está al servicio de los abalorios visuales

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
La espuma de los días

Lo mejor:
La imaginación visual de Gondry

Lo peor:
Que no hay nada detrás para sustentarla

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.9
9 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 27/09/2013
  • Director: Michel Gondry
  • Actores: Audrey Tautou (Chloé), Romain Duris (Colin), Gad Elmaleh (Chick), Omar Sy (Nicolas), Aïssa Maïga (Alise), Charlotte Lebon (Isis), Sacha Bourdo (La souris)
  • Nacionalidad y año de producción: Bélgica, Francia, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Dotado de un talento visual fuera de toda duda, dueño de una imaginación formal al alcance de muy pocos, Michel Gondry es, cada vez más, esclavo de sus ripios plásticos. Si en ¡Olvídate de mí! lograba ese difícil y armónico equilibrio entre el qué y el cómo, vaticinando la eclosión de un brillante contador de historias del mundo propio, en La espuma de los días constatamos que el mundo propio sigue en pie, pero el brillante contador de historias se evaporó, y nadie sabe dónde fue.

Enésimo ejercicio de estilo del director de Rebobine, por favor, que últimamente hace películas como desahogo para plasmar ocurrencias formales inconexas y deslavazadas. Lo nuevo de Gondry es un aparatoso quiero y no puedo.

Cine de ese que te entra por los ojos desde el primer minuto, que despliega un universo físico y emocional que no es sino el espejo en el que se miran los soñadores, que susurra el amor en tono de cuento con la parafernalia de una elaborada muestra de vídeo-arte, La espuma de los días es la constatación de que Gondry anda perdido y no sabe encontrarse. Todo en ella es, eso, solo espuma. El barroco despliegue visual no está al servicio de la historia, es la historia la que está al servicio del despliegue visual, por eso el relato languidece tan pronto. Gondry no resiste el desafío del segundo acto, a esas alturas su película ya se ha desinflado totalmente.

Personajes huecos, amantes apasionados por los que es del todo imposible sentir el mínimo grado de empatía y una sucesión de secuencias en perpetuo desafío a la gravedad y a las convenciones que parecen moverse a lo largo y ancho de un callejón sin salida. Gondry sorprende, pero no llega al corazón, no emociona, no conmueve. Su película es una soberbia colección de abalorios cuya contemplación empacha y fatiga, porque cuelgan del techo sin ton ni son, para hacer bulto. El lirismo es forzado y estéril, y aunque Tautou hace de Tautou con la solvencia de costumbre, la película vuela siempre bajo, como la carrera de Gondry de un tiempo a esta parte.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “RAS DE TERRA”

De Luis Javier Martínez

Cada vez se indaga más sobre cómo afrontar la brecha existente entre el mundo rural y el mundo urbano, y afortunadamente l...


Podcast de cine: BUTACA VIP