El País

Crítica: Fresco desdibujado.

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
La ignorancia de la sangre

Lo mejor:
No es una película aburrida

Lo peor:
Es un despropósito a nivel de puesta en escena y guión

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
1.9
19 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 14/11/2014
  • Director: Manuel Gómez Pereira
  • Actores: Paz Vega (Consuelo), Juan Diego Botto (Falcón), Ben Temple, Ken Appledorn (Periodista), Alberto San Juan (Yacub), Dacio Caballero (Secuestrador), Cuca Escribano (Cristina Ferrera), Pilar Mayo (Rita)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Inspirada en una novela del británico Robert Wilson,  La ignorancia de la sangre es la aportación particular de  Manuel Gómez Pereira, responsable en su momento de películas con cierta repercusión a nivel popular como fueron Boca a boca (1995) y Entre las piernas (1999), a la eclosión que el cine negro está viviendo en nuestro país durante los últimos años. Filmes como  No habrá paz para los malvados (2011),  Obra 67 (2013),  El Niño (2014) o  La isla mínima (2014), por citar tres ejemplos recientes, nos incitan a pensar en una edad de oro para el noir nacional, no solo atendiendo a la calidad de las obras citadas, sino a su voluntad de recrear paisajes geográficos y humanos reconociblemente españoles para, así, discurrir sobre nuestro presente.

 Basta con hacer zapping un par de minutos o, incluso, con salir a dar una vuelta a la manzana para darse cuenta del lamentable estado de las cosas, fuente de inspiración de largometrajes que exploran, con mayor o menor rigor, el reverso tenebroso de una sociedad con serios problemas para Pensarse con serenidad a sí misma. No diremos nada nuevo al afirmar que, a veces, la apariencia de compromiso con una realidad determinada encubre un acercamiento fantasmal, aparente y hasta vacuo a los problemas supuestamente retratados. Es este el caso de  La ignorancia de la sangre, que pinta una España marcada, a la par, por la pluralidad racial y por diversas formas de criminalidad, dando lugar a un fresco social con un halo de xenofobia inconsciente.

 Sin embargo, no es ese el gran obstáculo al que se enfrentan Pereira y su equipo, sino el hecho de que  La ignorancia de la sangre sea un producto de evasión pura y dura disfrazado de relato solemne, de cine adulto que simula ser capaz de articular reflexiones enjundiosas sobre los diversos elementos de los que se nutre narrativamente, y que van de las guerras dinásticas de la mafia rusa asentada en territorio nacional hasta el integrismo islámico. Nada nuevo bajo el sol entre las producciones cinematográficas y televisivas españolas, tan dadas a enunciar temas de relevancia para aprovecharlos antes como mero recurso argumental, como reclamo para morbosos, que como material reflexivo. La paupérrima recreación de ambientes, la cantidad de tropos y arquetipos gastados por el uso y una sensación de desgana generalizada nos hacen evocar un capítulo cualquiera de algunas de las series más desastrosas de la factoría Telecinco. Habrá, eso sí, quien quiera reivindicarla como anomalía industrial, pues hay un puñado de giros de guión aún más delirantes que torpes y los diálogos, a menudo, se abrazan a la enajenación con una naturalidad sorprendente.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP