Crítica: Las aventuras de John McClane entran irreversiblemente en barrena en una nueva peripecia explosiva por fuera y exageradamente hueca por dentro

  • Autor:
  • Fecha: 18/02/2013
La jungla: Un buen día para morir

Lo mejor:
La excelente forma del incansable Bruce Willis

Lo peor:
Que la franquicia tiempo ha que no da más de sí, y se nota demasiado

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.8
16 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 15/02/2013
  • Director: John Moore
  • Actores: Bruce Willis (John McClane), Patrick Stewart (General ruso), Yuliya Snigir (Irina), Cole Hauser (Collins), Sebastian Koch (Komorov), Nikolett Barabas (Anna Peterova), Mary Elizabeth Winstead (Lucy McClane), Jai Courtney (Jack McClane)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

A McClane, incluso a sus 57 años, solo le queda el músculo como argumento. Agotadas todas las permutas familiares habidas y por haber: esposa en apuros, hija y ahora hijo, la franquicia se encomienda más que nunca al carisma de su estrella, que no del personaje, aquí básicamente ausente como tal. McClane es en la quinta jungla un espejismo del personaje irónico, cínico y socarrón de los tres primeros episodios. De hecho se esfumó en la cuarta para no volver. Willis se las basta solo para cubrir con su presencia escénica la ya inexistente y desmantelada identidad de uno de los iconos del cine de los 90, que ya no es tal.

Es Willis, y su media sonrisa de zorro viejo con ganas de jaleo lo que mantiene las piezas más o menos unidas. Lo demás es puro ruido tejido alrededor de un guion hueco, que vive del tic, el guiño y la rítmica aceleradísima de un clímax perpetuo, que colma los múltiples agujeros negros que presenta en el baño de nostalgia. Pero la nostalgia tiene un recorrido escaso, y en pocos minutos nos quedamos en manos de un villano plano y sin sangre en las venas, la enésima revisión sin condimentos de la arcaica rivalidad ruso-americana de Guerra Fría, y los resortes averiados de una trama que no avanza ni progresa, que solo se mueve hacia adelante a golpe de despliegue pirotécnico.

No hay tregua del primer al último minuto, pero eso no significa que sea una buena película de acción. Una película no es más dinámica que otra por acumulación de movimiento y kilos de dinamita, y La jungla: Un buen día para morir es perfecto ejemplo de ello. Willis sigue estando para estos trotes y esa es la buena noticia, pero los que le rodean ya no. La jungla es una franquicia de acción de los 80-90, con todo lo que ello implica, que se adapta fatal a la filosofía Michael Bay de la velocidad punta y el jaleo sin pausa ni freno. Lo poco bueno, más allá del despliegue técnico asombroso tierra-mar-aire, para quienes gusten de ciudades ardiendo y vehículos mil saltando por los aires, es lo que aún queda en pie por inercia de las tres primeras películas. Prácticamente todo lo demás son defectos.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP