El País

Artículo: Peplum de frontera

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 08/04/2011

Channing Tatum y Jamie Bell se adentran en las brumas escocesas en busca del águila de la IX Legión.

La legión del Águila
  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 08/04/2011
  • Director: Kevin Macdonald
  • Actores: Channing Tatum (Marcus Aquila), Bence Gerö (niño celta / joven Marcus), István Goz (centurión cohorte), Denis O´Hare (Lutorius), Paul Ritter (Galba), Zsolt László (Paulus), Julian Lewis Jones (Cassius), Aladár Laklóth (Flavius Aquila), Lukács Bicskey (Druida), Douglas Henshall (Cradoc), James Hayes (Stephanos), Donald Sutherland (tío Aquila), Jamie Bell (Esca)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Gracias a Centurión y a La Legión del Águila, la IX Legión Hispana (cuya misteriosa desaparición de los registros históricos a mediados del siglo II d.C. ha encendido la imaginación de muchos) tendrá el privilegio de ser, junto a los 300 espartanos de Leónidas, la unidad militar del mundo antiguo más célebre de la historia reciente del cine. Dos películas en un año la reivindican como icono, aunque, como casi siempre, la realidad conspira contra el romanticismo.

El caso es que si Neil Marshall jugaba con las convenciones del peplum en un logrado híbrido de cine histórico y survival thriller de serie B, Kevin Macdonald (El último rey de Escocia) reubica el género en un registro más tradicional y “académico”. La Legión del Águila (discutible permutación del título original, El águila de la Novena Legión) lo tiene todo: batallas campales (en pequeña escala, eso sí), fuertes fronterizos bajo asedio, indígenas con malas pulgas e incluso anfiteatros de provincia con espectáculos gladiatorios. Al fin y al cabo, la película no es sino la puesta en imágenes de un clásico de la literatura juvenil, obra cumbre de Rosemary Sutcliff, toda una leyenda de la novela histórica, y un retorno a las raíces del cine de romanos con todos los ingredientes exigibles a una película de aventuras de época para casi todos los públicos.

Filmada a caballo entre Hungría y los salvajes paisajes de las Highlands escocesas (fotografiadas aquí en todo su otoñal y lluvioso esplendor), La Legión del Águila es un peplum de frontera. A diferencia de Centurión, que indagaba en la presunta caída en desgracia entre las nieblas de la antigua Caledonia de la legión en cuestión, la película de Macdonald bucea entre las brumas del mito y la vergüenza. Una generación después de la desaparición en el norte de Britania de la citada legión, Marco Flavio Aquila (Channing Tatum), centurión novato e hijo del primipilo (el primer centurión de la primera cohorte) de la IX, elige Britania como destino para poner en orden un fuerte fronterizo aledaño al Muro de Adriano. Tras repeler un ataque al bastión, Aquila sufre heridas que le apartan, a su pesar, del servicio. Viendo así frustrada la ambición de medrar en el ejército, toma la determinación, en compañía de su leal esclavo brigante Esca (Jamie Bell), de adentrarse en territorio enemigo, más allá del muro, para dar con el paradero del Águila de la IX (un emblema totémico para las legiones) y dar así un sentido a su vida limpiando el honor y el buen nombre de su progenitor. Crónica, pues, de una amistad basada en lealtades que van más allá de etnias, origen y posición social.

La resurrección de una legión fantasma

La Legión del Águila, que fue una serie de televisión de la BBC en los 70, comenzó a gestarse mucho antes, concretamente a finales de los 90, pero Centurión golpeó primero para poner de moda el destino de la IX Legión Hispana. La popular novela de Rosemary Sutcliff en que se basa la película se redactó en 1954. La legendaria desaparición de la IX, supuestamente aniquilada en Escocia, es hoy en día eso, una leyenda. El hallazgo en los últimos años de sucesivas inscripciones atribuibles a la IX demuestra su supervivencia más allá del 120 d.C., fecha en la que, se creía, se perdía el rastro. Estos epígrafes demuestran su presencia posterior en Holanda; actualmente se especula con su desaparición en Judea o Armenia, muchos años después.

Y además

Centuriones de libro

Channing Tatum (Marco). Macdonald no buscaba sólo un rostro mediático emergente, que también, sino un actor con la forma física necesaria para asumir los riesgos de un rodaje especialmente complejo. Tatum, un centurión de libro, al igual que Jamie Bell, se negó a delegar riesgos en un doble, lo que provocó un pequeño conflicto con la compañía aseguradora.

Jamie Bell (Esca). Buceó en las fuentes (Tácito, César y compañía) para meterse en harina. Terminó por convertirse en un experto en el período y en el contexto histórico de la cinta. Bell enfatiza su acento inglés para interpretar al esclavo brigante Esca. Macdonald, por contra, sólo reclutó actores estadounidenses para encarnar a los romanos.

Mark Strong (Guern). Doctorado ya como uno de los mejores secundarios del cine anglosajón, Strong (visto recientemente en Sherlock Holmes o Robin Hood) borda aquí otro personaje de reparto. Es el desertor Guern, ex legionario y superviviente de la masacre de la IX Legión que ha rehecho su vida en los bosques de las Tierras Altas escocesas.

Donald Sutherland (Tío Aquila). Sutherland fue uno de los primeros fichajes de Macdonald. Da vida al tío de Marco Flavio Aquila, un veterano de la guerra y la alta política romana que acoge en su villa británica a su sobrino, convaleciente de heridas incurables visibles y no visibles. Es el eslabón que une el presente y el pasado de Marco.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP