El País

Crítica: La humanidad en peligro

  • Autor: Diego Salgado
  • Fecha:
La quinta ola

Lo mejor:
Satisface las inquietudes del espectador sin prejuicios.

Lo peor:
Está lejos de ser la mejor película de este tipo estrenada en los últimos años

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.5
22 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Ciencia-ficción
  • Fecha de estreno: 22/01/2016
  • Director: J Blakeson
  • Actores: Chloë Grace Moretz (Cassie Sullivan), Liev Schreiber (Colonel Vosch), Nick Robinson (Ben Parish), Maika Monroe (Ringer), Maria Bello (sargento Reznik), Maggie Siff (Lisa Sullivan), Tony Revolori, Alex Roe (Evan Walker)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2016
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

El estreno de La quinta ola se produce algo a destiempo; cuando ha concluido ya la serie de Los Juegos del Hambre, y otras similares como Divergente y El Corredor del Laberinto avanzan con más pena que gloria hacia sus propios desenlaces. Es, por tanto, difícil prever si esta nueva muestra de distopía fantástica para adolescentes basada en sagas escritas de éxito, va a tener una repercusión similar a la protagonizada por Jennifer Lawrence, o si será un fiasco como La huésped (2013), con la que tiene muchas similitudes.

 Y es que, como en aquella, el argumento de La quinta ola, inspirada por una trilogía en marcha de novelas juveniles obra de Rick Yancey, es una invasión extraterrestre que subyuga a nuestra especie con una estrategia que, en sus fases últimas, lleva al ser humano a desconfiar de lo que se entiende por identidad, en la estela de lo plasmado por La invasión de los ultracuerpos (1956) o Terminator (1984).

 En el caso de la película que ahora reseñamos, tras la aparición en la órbita terrestre de una gigantesca nave espacial, el ataque alienígena se concreta a través de cinco olas que van reduciendo a cenizas nuestra civilización: un pulso electromagnético que arrasa con las comunicaciones y el transporte, seísmos y tsunamis, enfermedades contagiosas y mortales, la infiltración entre nosotros, y la que conformará el grueso del metraje, la eliminación sobre el terreno de los supervivientes a los ataques previos, empleando para ello a congéneres cuya voluntad ha sido parasitada.

 La testigo y protagonista de la ficción es una chica de dieciséis años, Cassie Sullivan ( Chloë Moretz), que pierde a la mayor parte de su familia y se ve obligada, como la Daisy ( Saoirse Ronan) de Mi vida ahora (2013), a reinventarse para abrirse camino en un medio ambiente cada vez más hostil, mientras trata de encontrar a su hermano pequeño.

 En la narración de esa búsqueda, La quinta ola no escapa, ni lo pretende, al registro industrial en que se inscribe de cara a cosechar buenos resultados en taquilla. De ahí un amago de estereotípico romance a tres bandas que provoca más risas involuntarias que pretendidas, guiños de cariz religioso, una apología remozada de los valores de la América profunda, y ciertas concesiones expresivas a la edad del público objetivo a que se dirige y la corrección política que provocan sonrojo.

 Pero ni tales características, ni la incapacidad de los guionistas -entre los que figura el temible Akiva Goldsman- y el director, J Blakeson -artífice previo de la estimable La desaparición de Alice Creed (2009)-, para que el relato avance con la fluidez y la credibilidad precisas, impiden que La quinta ola brinde aspectos de interés. En primer lugar, una brutalidad infrecuente en su descripción de las desdichas físicas y emocionales que aquejan a Cassie. Además, durante sus primeros minutos, la película describe con verosimilitud escalofriante lo que supone el colapso progresivo e inclemente de lo que damos por sentado en nuestras vidas.

 Una descripción que resulta imposible no atender en clave alegórica, dadas las derivas en los últimos años del Estado del Bienestar. Una vez más, este tipo de películas acierta a perfilar nuestro frágil presente, así como el cambio de paradigmas materiales y morales a que se está viendo abocada la juventud contemporánea tras la cataclísmica recesión socioeconómica iniciada en 2008.

 Por último, y en relación con lo anterior, La quinta ola se atreve a preguntarse hasta qué punto lo que concebimos como humano no está ligado a un determinado orden sociocultural y político-económico; de manera que, cuando los personajes afrontan un cambio brusco de panorama, el reto pasa por redefinirse a sí mismos en tanto miembros de nuestra especie con el objetivo, no de sobrevivir como alimañas, sino de aprender lo que significa vivir de acuerdo con un universo de reglas inéditas: híbrido, inseguro, precario, incierto. Un universo que no se diferencia en nada del nuestro.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP