El País
Imprimir

Crítica: Richard Gere es un agente de la CIA jubilado de vuelta al redil en este anacrónico y descafeinado thriller de espías de previsible mecánica

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
La sombra de la traición

Lo mejor:
Ver a Martin Sheen en el ajo de vez en cuando

Lo peor:
Prácticamente todo lo demás

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4
13 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 18/05/2012
  • Director: Michael Brandt
  • Actores: Richard Gere (Paul Shepherdson), Topher Grace (Ben Geary), Martin Sheen (Tom Highland), Stana Katic (Amber), Tamer Hassan (Bozlovski), Stephen Moyer (Brutus), Chris Marquette (Oliver), Odette Annable (Natalie Geary), Yuri Sardarov (Leo), Ed Kelly (Senador Dennis Darden)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

A Michael Brandt no se le ocurre otra cosa para incendiar el suspense de La sombra de la traición que resucitar la Guerra Fría, el bipolarismo ruso-estadounidense y el improbable horizonte de un nuevo telón de acero. Como si no hubiera escenarios plausibles lo suficientemente atractivos en el reparto de esferas de influencia internacional como para tener que reinventar el cine de espías setenteros. Brandt construye así una intriga implausible empantanada en arcaísmos de cine de espías de hace la tira. Su película huele a viejo y a cerrado.

Gere es un agente de la CIA con cuentas pendientes con su propio pasado que vuelve al redil, anciano y cansado, para coger las riendas de una investigación que resucita los fantasmas de la amenaza soviética. A su lado un espabilado agente del FBI novato y recién licenciado cuya juvenil insolencia choca frontalmente con el olfato de viejo zorro del maestro. Es decir, ni un gramo de imaginación o tensión generacional mínimamente genuina.

Todo está escandalosamente trillado en este thriller de despojos. Tienes la sensación de estar en el túnel del tiempo, viendo cine anacrónico enchufado a los estereotipos de las malas películas de espías, no de las buenas. Hay química cero entre Richard Gere y Topher Grace, que nunca cuajó como estrella porque no tiene madera de tal y un augurio incómodo que nos empuja a olernos la tostada a las primeras de cambio.

La sombra de la traición maquilla la incertidumbre de su previsible secreto durante media hora si no te has fijado en el título de la película. Si lo has hecho se acabó el misterio porque tanto el título inglés como, en menor medida, el español, te revientan el desenlace y el motor del suspense de la gélida intriga. Brandt copia de otros y cose retales, como director carece de personalidad propia, pero lo malo no es saber de antemano donde está el truco, lo malo es que el truco es un perfecto bluff, guinda de un revival del cine arcaico de espías intensamente descafeinado.

Tanto como para frustrar una carrera cinematográfica en EE.UU. que duró días y que murió prematuramente en apenas cuatro salas. El estreno de la cinta a gran escala propiamente dicho nunca existió. La sombra de la traición se recicló como videofilme; no merece, honestamente, mucho más.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “MILES AND MUSIC” SEATTLE (3)

De Luis Javier Martínez

El contenido musical de Seattle da para más “Miles And Music”, aquí seguimos con destacados y notables protagonistas: QUIN...


Podcast de cine: BUTACA VIP