Crítica: Nicholas Sparks como género

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Lo mejor de mí (2014)

Lo mejor:
El loable empeño de la pareja protagonista

Lo peor:
Imposible contar las veces que ya la habíamos visto

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
35 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Romántica
  • Fecha de estreno: 30/04/2015
  • Director: Michael Hoffman
  • Actores: Michelle Monaghan (Amanda), James Marsden (Dawson), Gerald McRaney (Tuck), Caroline Goodall (Evelyn), Clarke Peters (Morgan Dupree), Sebastian Arcelus (Frank), Jon Tenney (Harvey Collier), Sean Bridgers (Tommy Cole), Rob Mello (Ted Cole)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Parapetada en esa falacia recurrente que otorga coartada al cine romántico de esta jaez con la falsa premisa de que el cine romántico es ñoño y sensiblero por naturaleza, Lo mejor de mí cultiva, como casi todas las películas basadas en material literario de Nicholas Sparks, esa ficción amorosa de editorial de novelillas pasionales fast food. No es cierto que las películas románticas sean para chicas, ni que deban estar forzosamente asociadas a un chute de azúcar de esos solo aptos para glososos recalcitrantes. Por lo tanto, conviene aclarar que Lo mejor de mí no es un drama romántico, es más bien "ese" tipo de melodrama romántico que no habla de emociones ni sentimientos sino de réplicas acartonadas de ambos, de simulaciones y señuelos, para entendernos.

 No hay un gramo de verdad a lo largo y ancho de los 120 minutos de pasiones presuntamente extremas alrededor del reencuentro de dos personas cuyos destinos, bordados con letras de oro, adornados con flores y untados en unos cuantos litros de almíbar, nacidas para estar juntos contra viento y marea, más allá de las zancadillas del tiempo y las circunstancias. Michael Hoffman enciende el piloto automático y se ausenta, quizá consciente de que no hay forma humana de matizar semejante vendaval de sentimentalismo, aplicando recetas descaradamente obvias en un dramón sin apenas un gramo de personalidad o identidad propia. En realidad nos movemos en un bucle, alrededor de ideas descartadas para El diario de Noa, apelando a todos los clásicos lugares comunes de género en un mundo de fotomontaje postal habitado por personajes tan estereotipados que resulta imposible tejer un mínimo grado de empatía alrededor de ellos. Todo tiene aroma a prefabricado, con la excusa de que es una película de chicas, como si eso diera coartada y permiso para descuidar la escritura del guion apelando a tics de probada eficacia y trucos ya testados en otras películas basadas en el corpus literario del mediático Sparks. Al final ese apellido se ha convertido en una marca.

Nicholas Sparks es, de hecho, un subgénero en sí mismo. Un subgénero de tramas trilladas y tormentas emocionales artificiosas y predecibles. James Marsden y Michelle Monaghan hacen lo que buenamente pueden con dos papeles que simplemente no dan margen para explorar registros o desmenuzar matices.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP