El País
Imprimir

Artículo: Drama criminal con barniz romántico

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 11/11/2011

Colin Farrell es un criminal en busca de redención en los brazos de Keira Knightley.

London Boulevard
  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 11/11/2011
  • Director: William Monahan
  • Actores: Colin Farrell (Mitchel), Keira Knightley (Charlotte), David Thewlis (Jordan), Anna Friel (Briony), Ben Chaplin (Billy Norton), Ray Winstone (Gant), Eddie Marsan (DI Bailey), Sanjeev Bhaskar (Dr. Raju), Stephen Graham (Danny), Ophelia Lovibond (Penny), Jamie Campbell Bower (Whiteboy), Velibor Topic (Storbor), Lee Boardman (Lee), Alan Williams (Joe)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, EE.UU., 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Basada en la novela homónima de Ken Bruen, cuyo título proponía un velado homenaje al Sunset Boulevard de Billy Wilder, London Boulevard es el pretexto de William Monahan para empuñar la claqueta y sentarse a dirigir después de años en el vértice del oficio como escritor. Monahan, uno de los guionistas más cotizados de la industria, escarba en los bajos fondos de la capital británica y en los baldíos esfuerzos de redención de un ex convicto con propósito de enmienda incapaz de librarse del peso y la sombra de su propio pasado.

Mitchell (Colin Farrell) vuelve a ver la luz del día después de tres años de condena en una prisión londinense. Entre rejas ha tenido tiempo para reflexionar y leer a Rilke, y bajo ningún concepto está dispuesto a dejarse arrastrar otra vez a la dinámica de las malas calles. Billy (Ben Chaplin), ex compañero de correrías, sigue siendo su indeseado nexo de unión con el mundo del hampa, pero el azar quiere que Mitchell encuentre un trabajo limpio y legal, al servicio, en calidad de hombre para todo y guardaespaldas, de una actriz de cine abrumada por la fama y acosada día y noche por los paparazzi. Pero hay lastres de los que Mitchell no se puede librar. Gant (Ray Winstone), cabecilla del hampa londinense, está dispuesto a todo para que su ex pupilo, enamorado de su empleadora, vuelva al redil. Drama criminal con barniz romántico y primer vis a vis entre Farrell y Knightley, dos de los mayores astros del cine británico.

Amor contra corriente

Colin Farrel. Fue su innata capacidad para transmitir en el mismo gesto brutalidad y ternura lo que decidió a William Monahan a hacerse con sus servicios. Farrell compone a un matón con ansias de redención, un tipo brillante y sensible que cayó en las redes del crimen por frecuentar las compañías equivocadas y que, tras la salida de prisión, trata de escapar de sí mismo y de sus viejos camaradas del crimen organizado londinense. En cartelera con la comedia Cómo acabar con tu jefe, donde explora un registro totalmente opuesto, el actor irlandés estrenará el año que viene el esperado remake de Desafío total, dirigido por Len Wiseman. También lo veremos junto a Mickey Rourke en la comedia Seven Psycopaths.

Keira Knightley. Confiesa que con Farrell la química surgió desde del primer ensayo. Keira, que no tuvo dificultad en comprender la angustiosa sensación de acoso mediático de la que es víctima su personaje, interpreta a una actriz semiretirada incapaz de lidiar con los daños colaterales de la fama. Mitchell (Farrell), su nuevo empleado, será bálsamo y estímulo para rehacer su vida y superar su miedo al mundo exterior. La veremos a finales de noviembre, muy bien rodeada por Viggo Mortensen y Michael Fassbender en Un método peligroso, lo nuevo de Cronenberg sobre la relación personal y profesional entre Freud y Jung. Además será Ana Karenina a las órdenes de uno de sus directores fetiche, Joe Wright (Expiación).

Y además

Guionista por cuenta ajena

William Monahan supo colarle a Ridley Scott un invendible blockbuster ambientado en las Cruzadas. Antes de aquello fue editor de la revista Spy, y autor de una novela, Lighthouse: A Triffle, cuyos derechos para su adaptación al cine, que nunca fue, se vendieron hace una década. Entonces llegó Scott, y decidió ficharle para redactar el libreto de El reino de los cielos. La cinta fue un sonado fracaso de crítica y público y la confianza en Monahan salió muy cara, pero semejante estigma no arruinó el porvenir de este orondo bostoniano. Y fue precisamente su condición de tal, su privilegiado conocimiento de las malas calles de su Boston natal lo que empujó a Plan B, productora de Brad Pitt, a hacerse con sus servicios para reinventar el clásico hongkonés Infernal Affairs, en clave de thriller americano de pura cepa. El resultado fue Infiltrados, y Monahan se bautizó entre los grandes cazando el Oscar al mejor guión adaptado. Red de mentiras y Al límite afianzaron su prestigio. Actualmente prepara su segunda incursión tras las cámaras, a costa de las desventuras del Arzobispo de Canterbury en Becket.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “MILES AND MUSIC” SEATTLE (3)

De Luis Javier Martínez

El contenido musical de Seattle da para más “Miles And Music”, aquí seguimos con destacados y notables protagonistas: QUIN...


Podcast de cine: BUTACA VIP