El País

Crítica: Rachid Bouchareb explora con rotunda sensibilidad las cicatrices de la ausencia en un pequeño gran drama intercultural pilotado por dos actores fabulosos

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
London River

Lo mejor:
La espléndida pareja protagonista

Lo peor:
Menospreciar su comedido humanismo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.3
7 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 16/07/2010
  • Director: Rachid Bouchareb
  • Actores: Brenda Blethyn (Elisabeth), Sotigui Kouyaté (Ousmane), Sami Bouajila (Imam), Marc Baylis (Edward), Roschdy Zem (Carnicero)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, Argelia, Francia, 2009
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Su discreta emotividad probablemente la descarta como objeto de culto de cierta crítica inflexible con la filtración de sentimientos en el cine, y sin embargo entendemos que la desarmante honestidad microscópica de London River tiene esa rara propensión al equilibrio que la hacen susceptible de caer bien a la crítica mundana y al público llano con hambre ocasional de historias pequeñas. Ambientada en la ansiedad deprimente e irrespirable resultante del atentado integrista perpetrado por fundamentalistas islámicos en 2005, la cinta recoge en un alarde de sensibilidad los restos del naufragio de una insólita pareja de husmeadores entre los escombros de la tragedia.

Dos seres de planetas distantes unidos por el dolor y la búsqueda obstinada de un hijo ausente que se aportan calor mutuamente econtrando paz en la mirada del otro. Rachid Bouchareb acuña aquí un interculturalismo no didáctico, no enfatizante ni machacón; su película no tiene voluntad de atlas de geografía humana, y eso la hace grande; la escala del drama es minúscula, a quemarropa, no cae el director francés en la tentación de los grandes discursos, de la reivindicación de trazo grueso, en el mensaje solidario de cartón. Su película crece sin prisa, asentando los cimientos sobre los que se sujeta bordando el equilibrio trágico de una historia que nunca se escora hacia la caverna del melodrama histérico, o del cine socialmente comprometido y con mensaje.

Todo es mucho más modesto, más humilde en este pedazo de celuloide perfectamente orgánico que encuentra su razón de ser en el inolvidable mano a mano que construyen Brenda Blethyn (actriz eternamente mayúscula) y el desconocido Sotigui Kouyate, dos intérpretes en estado de gracia que sostienen con una admirable contención el peso dramático de London River, una película con pocos peros.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP