El País

Crítica: Antoine Fuqua regresa a su género predilecto con un policiaco de manual, digno pero arquetípico y rutinario

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Los amos de Brooklyn

Lo mejor:
La solvencia del trío protagonista

Lo peor:
Un sinfín de tópicos desgastados por exceso de uso

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.7
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 16/09/2011
  • Director: Antoine Fuqua
  • Actores: Richard Gere (Eddie Dugan), Don Cheadle (Clarence "Tango" Butler), Ethan Hawke (Det. Sal Procida), Wesley Snipes (Caz), Ellen Barkin (Agente Smith), Will Patton (Teniente Bill Hobarts), Lili Taylor (Angela Procida), Vincent D´Onofrio (Bobby "Carlo" Powers), Brian F. O´Byrne (Det. Ronny Rosario), Logan Marshall-Green (Melvin Panton)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2009
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Los puntuales aciertos de Training Day, que es un policiaco digno, sin alardes, ha dotado, injustificadamente, a Antoine Fuqua de un halo de director de prestigio, con gramática propia que, a todas luces, le viene grande. Los amos de Brooklyn entra por los ojos por culpa de su heterogéneo y apañado reparto, pero debajo de una colección de meritorias composiciones (meritorias, más aún, por la insistencia del guión en el estereotipo), de caracterizaciones sobradas de oficio, emerge la psicología elemental de un thriller policial demasiado clásico, demasiado cuadriculado y demasiado intenso.

Los tres polis de Fuqua se retuercen abatidos por conflictos existenciales de libro; hay que admitir que Fuqua se las apaña para dosificar con oficio las secuencias de acción y que no consiente que el thriller se duerma en los laureles, inyectándole una densidad existencialista en la que no se acomodan propuestas afines de menor pelaje, pero también es verdad que Fuqua es un director efectista, experto en engordar el globo con aire postizo, aficionado a la sobrexposición trágica y demasiado dado a fruncir el ceño y ponerse solemne en películas que exigen un procesado más ligero, más liviano.

Es el caso de "Los amos de Brooklyn", tres historias protagonizadas por otros tantos policías de libro, atrapados en el sin vivir del remordimiento, del dilema moral, a caballo entre los dos espectros de la ley, en un Nueva York deliberadamente arquetípico en el que las fuerzas del orden se debaten en el marrón de una hiperviolencia omnipresente. Corrupción, deslealtad, traición, fidelidad a los principios, sentimientos de culpa, crisis vocacionales de caballo... el Brooklyn de Fuqua es un hervidero de estereotipos emocionales policiales desplegados con escasez de profundidad y de matices.

Todo está muy visto, por más que el toque Fuqua barnice el tópico con aspavientos de trascendencia; los conflictos emergen en bruto, sin pulir, incurriendo en incontables reincidencias de género. Al César, no obstante, lo que es del César; Gere, Cheadle y Hawke se las ingenian para que la encrucijada de dilemas de manual luzca el empaque de un policiaco de primera fila.

Los amos de Brooklyn es cine de un solo uso, pero para ahogar la tarde en un tanque de palomitas razonablemente distraído, cumple y da la talla.

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP