El País
Imprimir

Crítica: Matthew McCounnaghey interpreta con la sosez característica su enésimo "peterpan" en una horripilante comedia romántica dickensiana

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Los fantasmas de mis ex novias

Lo mejor:
Es corta

Lo peor:
Es aburrida y no tiene ni un poco de gracia

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.7
7 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia romántica
  • Fecha de estreno: 01/01/2010
  • Director: Mark Waters
  • Actores: Matthew McConaughey (Connor Mead), Jennifer Garner (Jenny), Michael Douglas (Tío Wayne), Emma Stone (Allison Vandermeersh), Breckin Meyer (Paul), Lacey Chabert (Sandra), Robert Foster (SargentoVolkom), Anne Archer (Vonda Volkom), Noureen DeWulf (Melanie)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2009
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

El amor es de una sola manera y hay que vivirlo y ejercitarlo como Dios manda, sentando la cabeza, echando raíces y cerrando compromisos. Sancionar modelos alternativos de rondar a las damas o a los caballeros es pecado en Hollywood; por eso linchan en "Los fantasmas de mis ex novias" al inmaduro Matthew McCounaghey, un tipo frívolo que no acierta a entender que hay que comprarse un sofá con chimenea y firmar un contrato matrimonial para ser hombre de bien. No lo es, otra vez, en esta idiotísima comedia romántica que ni es comedia ni es romántica y que hastía con la insufrible matraca del ´peterpan´ viva la virgen que se regodea en una adolescencia eterna y que merece un sinfín de collejas por ello.

Ideológicamente cansina y telefílmica por vocación, la cursilada fílmica de Mark Waters no tiene la originalidad por bandera, precisamente. Relectura en clave ñoña, moralista y hortera del "Cuento de Navidad" de Dickens, coma por coma y punto por punto, "Los fantasmas de mis ex novias" es indefendible se mire por donde se mire y se asuma como se asuma. No es cosa de pedir peras al olmo; sabemos lo que Waters quiere vendernos, pero es que incluso dentro de ese estándar de producto femenino y palomitero es para reaccionar a tomatazo limpio.

Detestamos aún más si cabe al cachas Matthew McCounaghey, un actor que no es tal y cuyo palmito no anda precisamente sobrado de carisma, que repite eternamente con alevosía idéntico papel sin rubor acompañado por una insípida Jennifer Garner (la química de la parejita es glacial) y por un Michael Douglas alarmantemente fuera del tiesto. Quien ande buscando magia dickensiana que pruebe con la película de Zemeckis en la sala más próxima; quien busque cualquier otra cosa aquí, seguro, no va a encontrarla.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP