El País

Crítica: El tiempo del miedo

  • Autor: Diego Salgado
  • Fecha:
Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2

Lo mejor:
La película está llena de momentos perturbadores

Lo peor:
Habría debido realizarse, como el resto de la saga y todo este subgénero, con más calma

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.5
52 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 27/11/2015
  • Director: Francis Lawrence
  • Actores: Jennifer Lawrence (Katniss Everdeen), Josh Hutcherson (Peeta Mellark), Natalie Dormer (Cressida), Liam Hemsworth (Gale Hawthorne), Julianne Moore (Presidenta Alma Coin), Jena Malone (Johanna Mason), Woody Harrelson (Haymitch Abernathy), Stanley Tucci (Caesar Flickerman), Donald Sutherland (Presidente Snow), Willow Shields (Primrose Everdeen), Toby Jones (Claudius Templesmith)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

En el momento de escribir estas líneas, si uno entra en la ficha de IMDb -la web sobre cine más popular del mundo- correspondiente a Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2, la primera opinión de usuarios sobre la película que aparece, viene firmada por un tal Nissmah Roshdy. Nissmah se define como un "joven egipcio que ha vivido en los últimos años en su país hasta dos revoluciones", y que siempre ha visto en esta saga basada en las novelas de Suzanne Collins "una representación apasionante sobre la corrupción y la tiranía que invaden el mundo; sobre las consecuencias de una guerra civil, lo sucia que puede volverse la lucha por el dominio político, el lado oscuro de las revueltas populares". Nissmah concluye que "ojalá películas como esta contribuyan a hacer más sabias a las generaciones futuras de líderes mundiales", aunque duda de que "las sociedades del lujo y la democracia sepan comprender o recrearse a la hora de ver la última entrega de Los juegos del hambre en los temas que he expuesto".

 El comentario de Nissmah, ni más ni menos que una voz en Internet, se erige no solo en una crítica de la película protagonizada por Jennifer Lawrence más lúcida que el 90% de las que van a escribir profesionales, sin ir más lejos, de medios españoles; evidencia, además, la razón por la que Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2 volverá a ser acogida mayormente, como sus tres antecesoras, en términos de tediosa e impersonal, mientras se aplauden en cambio la última aventura de James Bond, la nueva propuesta de Pixar, o el advenimiento del Episodio VII de Star Wars. Instalados en la práctica en una inestabilidad económica que ha hecho de ellos prostitutas del régimen; sumidos en un clima sociopolítico cada día más tenebroso ante el que solo saben reaccionar con un rictus de jovialidad que delata su pánico, los agentes culturales del hoy prefieren simular que siguen viviendo en la opulencia material y emocional, en el mejor de los mundos posibles; aquel al que les remiten ficciones complacientes elaboradas con mimbres ideológicos y argumentales de antaño.

 La consecuencia, criminal, es que, mientras, un cine como el que representa Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2, y toda una generación de espectadores conmovidos e inquietos por films como el de Francis Lawrence, son abandonados a su suerte. Imágenes que nos hablan del presente complejo que vivimos, tan precisas a la hora de tomar una instantánea alegórica del hoy que pueden ser consideradas a la vez testimonio y síntoma del mismo, son traicionadas en nombre de la nostalgia hacia un ayer responsable, para colmo, de lo que sucede en nuestros tiempos; son víctimas de una negligencia intelectual que quién sabe si no se saldará en descrédito mañana. Porque, si la primera mitad de este desenlace de la adaptación al cine de la distopía literaria de Collins, Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1, se erigía en la muestra más apasionante del cine para jóvenes adultos con el que Hollywood nos abruma desde hace unos años, en una reflexión implacable sobre los entresijos amorales de las disputas por el poder y nuestra condición de meros peones en las guerras mediáticas que configuran nuestra (hiper)realidad, esta segunda da un paso más allá: como bien afirma Nissmah, nos hallamos ante una película sobre regímenes en decadencia y procesos revolucionarios. Sobre el ejercicio normalizado de la violencia y el terrorismo. Sobre unos tiempos atrapados entre la conciencia de que lo estipulado no vale, el deseo de que haya cambios, y el miedo a que estos acontezcan pasándonos por encima.

 La película es, no cabe negarlo, más árida que su predecesora, menos inspirada en lo que se refiere a secuencias memorables y conciencia de lo que se nos quiere narrar, más allá de resolver vía espectáculo el enfrentamiento entre los distritos rebeldes inspirados por Katniss Everdeen (Lawrence) y las fuerzas represoras del Capitolio liderado por el cruel Presidente Snow ( Donald Sutherland). Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2 pierde demasiado tiempo en situaciones accesorias, y remata las fundamentales con modos a veces simplemente enunciativos. Y, aun así, aparte de resultar amena en casi todo momento, se las apaña para arrojar a la pantalla un puñado de interrogantes destemplados con explicitud ajena, no ya al grueso del género en que se inscribe, sino a la mayor parte del cine de cartelera o festivales contemporáneo. Habrá quien argumente que todo ello estaba en las novelas originales. Es cierto. Pero los responsables de las películas sobre Los Juegos del Hambre y, en especial, las dos partes que han compuesto su último episodio, podrían haber suavizado el carácter progresivamente acerbo de la obra de Collins. Por el contrario, lo han respetado y hasta subrayado en algunos aspectos. El final más o menos feliz con que se clausura la ficción, sabe a melancolía y derrota y, lo más importante, parece llegarnos desde un tiempo futuro en el que nos hemos ganado no tener cabida, desde el que se nos rememora como cómplices de una pesadilla.

Ir a la película >

Roberto Piorno-

Lastrada, ya de raíz, por el peaje de la nueva moda de secuelas sacacuartos 2.0, Sinsajo 2 trata sin éxito de sobreponerse, haciendo camino, a la circunstancia de carecer de planteamiento y de ar...



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP