El País

Artículo: Zombis de autor

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha: 28/06/2019

El mítico Jim Jarmusch se atreve con una comedia de zombis protagonizada por Bill Murray, Adam Driver y Tilda Swinton.

Los muertos no mueren
  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 28/06/2019
  • Director: Jim Jarmusch
  • Actores: Bill Murray (Jefe Cliff Robertson), Adam Driver (Agente Ronnie Peterson), Chloë Sevigny (Agente Mindy Morrison), Steve Buscemi (Frank Miller), Danny Glover (Hank Thompson), Caleb Landry Jones (Bobby Wiggins), Rosie Pérez (Posie Juarez), Tilda Swinton (Zelda Winston), Selena Gómez (Zoe)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., Suecia, 2019
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

No es la primera vez que el ínclito Jim Jarmusch juega con los re­sortes del cine de género. El penúl­timo cineasta de culto vivo, a punto de cambiar el siglo, estrenaba Ghost Dog, el camino del samurái, cinta en la que se daban la mano el huma­nismo de Akira Kurosawa y el hálito existencial del cine de Jean-Pierre Melville. Apenas seis años atrás, Solo los amantes sobreviven su­ponía su primer acercamiento a lo fantástico, vampiros mediante, des­de la onírica Dead Man. Pero si en aquel caso hablábamos de una pro­ducción de tintes románticos y me­lancólicos, Los muertos no mueren apuesta por la comedia, con un re­parto sembrado de muchos de los intérpretes más queridos por Jim Jarmusch. Sin embargo, lejos de convertirse en un chiste posmoder­no entre amigos, lo nuevo del cineas­ta de Ohio es, a la vez, una revisión de su filmografía y una fábula políti­ca maliciosa.

Centerville es una ciu­dad tan pacífica que rara vez ocurre algo reseñable dentro de sus fronte­ras. Sin embargo, un día varias seña­les amenazantes comienzan a pre­ocupar a los tranquilos vecinos: los animales no se comportan del mo­do habitual y la luna no se oculta lle­gado el amanecer. Con los agentes de policía Ronald Peterson y Cliff Robertson como líderes, los habi­tantes de Centerville deberán tomar cartas en el asunto cuando los difun­tos del pueblo cobren vida e intenten cebarse con ellos. No tardarán en descubrir el evidente patrón de los resucitados: intentan volver a hacer aquello que realizaban cuando esta­ban vivos. El guiño autorreferencial y los ecos de la propia filmografía emergen con un sentido del humor que evita el trazo grueso, optando por la elegancia habitual. En definiti­va, es un regalo de Jarmusch a sus fans.

Ir a la película >



Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP