El País

Crítica: Cantar al amor

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Los últimos cinco años

Lo mejor:
Anna Kendrick

Lo peor:
Pegadiza pero superficial y almibarada

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
5
1 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 30/10/2015
  • Director: Richard LaGravenese
  • Actores: Anna Kendrick (Cathy Hiatt), Jeremy Jordan (Jamie Wellerstein), Tamara Mintz (Danica Schwartz), Cassandra Inman (Erica Weiss), Bettina Bresnan (Heather Greenblatt), Charly Bivona (Annie Mincus), Alex Stebbins (Karen Pincus), Lily LaGravenese (Lisa Katz), Upa Inspace (Ellen Kaplan)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Richard LaGravenese ya tiene un doctorado en romanticismo pastelero, conquistado gracias al atracón de lágrimas sacarinadas de la ultratramposa Posdata: Te quiero, por eso se le presupone oficio de sobra para lidiar con el popular musical teatral de Jason Robert Brown, que es en sí mismo un monumento al desengaño y el desamor y que arrasó hace unos años en el circuito off-Broadway con una fórmula ganadora consistente en abordar el drama de la ruptura sentimental en modo playlist con una deconstrucción del periplo amoroso, forjado alrededor de una larga retahíla de estereotipos, con punto de vista doble y desafiando la estructura tradicional (en la práctica, el único factor diferenciador más allá del canturreo con respecto a melodramones amorosos unidireccionales), modelando el crescendo con un acercamiento bidireccional, desde el desengaño y desde el enamoramiento respectivamente, hacia el punto álgido del romance, que cronológicamente es el ecuador de la historia, pero que LaGravenese sitúa en el epicentro de un encuentro-desencuentro cuyo desenlace conocemos desde el principio.

En realidad es más o menos lo que propuso François Ozon hace ya algunos años con la estimable 5x2, pero en clave cosmopolita y veinteañera-treintañera, desde una paleta de emociones superficial por principio, que genera empatías facilonas con un trabajo de dramaturgia y diseño de personajes sumamente esquemático. Y es que, como casi siempre, lo que funciona en Broadway y aledaños rara vez hace lo propio entre los corsés de un guion cinematográfico, Los últimos cinco años es pegadiza y bailable, pero los actores cantan más que interpretan (lo que no quita para que Anna Kendrick merezca más de un elogio) al ritmo de un drama sentimental que no por cantado esconde sus insuficiencias de fábrica.

La cinta, a la que le sobran un par de litros de almíbar, se vertebra alrededor de un puñado de estampas que sintetizan los momentos clave de la relación entre los dos tortolitos desengañados, indagando en las implicaciones de ese delicado binomio amor-éxito profesional, fardando de voces, coreografía y estructura (que no es tan original como pretenden vendernos), pero debajo de las apariencias se trata de un drama sentimental bastante hueco, ocasionalmente deslabazado y poco o nada relevante en conjunto, más allá de la apetecible presentación de algunas de sus logradas píldoras musicales.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP