El País

Según zona y fase, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.

Crítica: Joss Whedon filma un espectáculo mayúsculo pero dramáticamente enclenque, para ilustrar la unión de fuerzas de sus más carismáticos superhéroes

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Los Vengadores (2012)

Lo mejor:
La batalla final en las calles de Nueva York: estratosférica

Lo peor:
Un villano que no está a la altura

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.3
85 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 27/04/2012
  • Director: Joss Whedon
  • Actores: Robert Downey Jr. (Tony Stark / Iron Man), Cobie Smulders (Agente Maria Hill), Chris Evans (Steve Rogers / Capitán America), Chris Hemsworth (Thor), Jeremy Renner (Clint Barton / Ojo de Halcón), Scarlett Johansson (Natasha Romanoff / Viuda Negra), Samuel L. Jackson (Nick Fury), Stellan Skarsgard (Profesor Erik Selvig), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts), Tom Hiddleston (Loki), Mark Ruffalo (Bruce Banner)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Uno de los principios motrices de ésta, la madre de todas las películas de superhéroes, es su presunta independencia. Es decir, se trata de que sumergirnos en el universo Los Vengadores (2012) no exija conocer las biografías, obra y milagros de los cuatro justicieros que nutren el infalible comando. Mentira o fracaso según se mire. No eres nadie si estás pez en las franquicias-trailer de la última generación Marvel. Los Vengadores (2012), se pongan como se pongan sus inventores es una secuela sin planteamiento: la puesta en antecedentes está dispersa en otras películas; aquí accedemos al recinto con la faena ya empezada

¿Qué significa eso? Que una vez más las energías quemadas por diseñar el entorno digital del espectáculo pasan factura en la consistencia/inconsistencia del drama shakespeariano que agita las existencias de estos ciudadanos heroicos y taciturnos. El armazón narrativo propiamente dicho es menos consistente de lo que los padres de las criatura querrían. Las cuitas y las querellas entre unos y otros, los desencuentros y los ataques de celos, que dominan los dos primeros tercios del megaespectáculo, demoran el encendido de los petardos. Es vedad que Whedon se las ingenia para evitar que el drama se diluya en cuatro películas distintas, una por cada superhéroe patriota.

Mantener la cohesión en semejante All Star de rostros célebres del universo Marvel es en sí un reto gigante, y Whedon consigue, que no es poco, que el corral no se desmadre. Los Vengadores (2012), ojo, es una buena película de superhéroe, lo que no era Thor, Iron-Man 2 ni Capitán América: El primer Vengador. Digamos que todos bailando en la misma fiesta hacen mejor bulto, pero también es vedad que hay fallos de estructura difíciles de pasar por alto.

El leit motiv de la cumbre de héroes impecablemente americanos tiene que ver con el rescate de un cubo cósmico de gran poder que en manos enemigas puede resultar letal (sí, como en Transformers), esas manos son las de Loki, el hermano borde de Thor, un antagonista bluff y sin carisma a la cabeza de un ejército invasor del lejano Asgard integrado por criaturas rollo Power Rangers. El error consiste en dar cuerda a la mitología pop-nórdica del universo Thor, que es flanco débil del cuarteto superheroico, zozobrando entre periplos interdimensionales que dan protagonismo excesivo al universo, familia y patria chica del menos cinematográfico de los cuatro justicieros del lote.

Hasta ahí los defectos, es decir, que Los Vengadores (2012) está muy lejos de ser la película definitiva de superhéroes que muchos dicen. Resiste, de hecho, muy malamente, las comparaciones que las dos incursiones de Nolan en el universo Batman. Pero comparaciones aparte es verdad que Whedon es un artesano muy competente, que el, ocasionalmente, despendolado sentido del humor es un grandísimo acierto, que hay buena química entre los cuatro salvamundos, que el guion no es brillante pero sí muy digno y, sobre todo, que esta película puede presumir de cerrarse con uno de los binomios desenlace-clímax más potentes y mejor filmados de la historia reciente del cine de acción.

La batalla campal en las calles de Nueva York entre las reducidas huestes de Nick Furia y el ejército invasor del cornudo Loki, que dura unos cuarenta minutos a ojo de buen cubero, es adrenalina pura, un sensacional despliegue de recursos plástico-destructivos de los que te dejan literalmente con la boca abierta

Ir a la película >



La revista hace un paréntesis

Por la emergencia sanitaria actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará cuando vuelva la normalidad. Mientras en la web seguimos informando sobre alternativas de ocio en casa.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP