El País

Crítica: Robert Rodríguez inventa un antihéroe fronterizo memorable en un exploitation tan hiperbólico como lúdico y disfrutable

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Machete

Lo mejor:
Una antológica galería de horteras irredimibles de gatillo fácil

Lo peor:
Que algunos se lleven las manos a la cabeza por su desmesurada frivolidad

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.1
23 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 01/10/2010
  • Director: Ethan Maniquis, Robert Rodriguez
  • Actores: Danny Trejo (Machete), Robert De Niro (Senator McLaughlin), Jessica Alba (Sartana), Steven Seagal (Torrez), Michelle Rodriguez (Luz), Jeff Fahey (Booth), Cheech Marin (Padre), Don Johnson (Lt. Stillman), Lindsay Lohan (April), Ara Celi (periodista), Nina Leon (esposa de machete)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Dice Robert Rodríguez que Machete es la alternativa latin power a las películas de John Woo, pero el director mexicano cruza todas las líneas y se salta todos los stops mientras se regodea con morbosa nocturnidad en el cutrerío más rancio y zarrapastroso del exploitation mas trasnochado. Abundando, claro, en el camino esbozado por "Planet Terror" de resurrección y dignificación de los géneros menores, de la serie B clandestina cocinada para friquis redomados, lo último del director tex-mex invierte el orden natural de las cosas con un desparpajo insultante. A la existencia misma del proyecto precede una extraordinaria campaña de marketing y un fake trailer que causó furor insertado en el díptico Grindhouse dando lugar a un nuevo fenómeno industrial: el cine por aclamación popular, que lanza un globo sonda y espera las reacciones del potencial respetable.

Así nace "Machete" en plan película del pueblo, el trozo de celuloide que siempre quiso ver y nunca se atrevió a pedir. En ese punto de trasgresión en el que lo sucio se vende como limpio y lo feo como bonito, Rodríguez se ha encontrado a sí mismo. Descerebrada, demencial y pasadísima de rosca, "Machete" puede herir las sensibilidades de los defensores de lo políticamente correcto y de la hipocresía ésa que condena la violencia entendida como hecho frívolo y lúdico.

Está claro que el juguete en manos de un tarado tiene contraindicaciones varias, pero en manos de un espectador adulto mentalmente estable "Machete" es un disfrutable delirio, una monumental y brillante ida de olla que reivindica a Rodríguez como genio del trash bruto, como un enfermo de cinefilia innoble y, más importante, como un tipo extraordinariamente ingenioso que desata toda su admirable inventiva en el umbral de lo grotesco.

Su última película, la más excesiva, la menos comedida y, precisamente por ambas cosas, quizá la mejor de todas, se adscribe a la mejor (o peor, según se mire) tradición del pseudowestern fronterizo a rebufo de un antihéroe memorable: un matarife feo hasta el dolor que canaliza las emociones más primarias del espectador masculino del cine de tiros y guantazos: mata a los malos sin dejar títere con cabeza y sin despeinarse y se lleva de calle a las chicas guapas por peligroso y descarado.

Danny Trejo inmortaliza al impresentable Machete sin torcer un músculo de su jeta, pero llenándolo de carisma y personalidad canalla. Él es el eje sobre el que gira este irresistible trailer extendido que pese a su descomunal e irracional desmelene dispara dardos envenenados y con criterio contra el sistema, poniendo el grito en el cielo por la hipocresía indecente que rodea la industria de esclavización de inmigrantes mexicanos en el imperio fotografiando, en plan hiperbólico, la deriva mosntruosa de la alta política estadounisense morada por neocons demagogos de ultraderecha que predican una nauseabunda doble moral vacía de principios como estrategia de acercamiento al poder a costa de amagar falsa decencia.

Robert De Niro encarna aquí. en plan desorejado esperpento, a uno de esos pájaros adictos al escaño y al rifle a imagen y semejanza de la América real, de carne y hueso. Rodríguez desliza así bajo la alfombra de la desmesurada (y divertidísima) carnicería, tras el desfile de secundarios antológicos, villanos y héroes de arrolladora, hiperviolenta y grimosa personalidad, una sátira nada despreciable de un hediondo estado de las cosas de la política de allí. En fin, Machete es mucho más de lo que parece, aunque las meras apariencias se basten y se sobren para mantener de pie el descacharrante espectáculo.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP