El País

Artículo: «me gusta que cada elemento tenga su porqué en la trama»

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha: 17/10/2014
Magical Girl
  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 17/10/2014
  • Director: Carlos Vermut
  • Actores: José Sacristán (Damián), Bárbara Lennie (Bárbara), Javier Botet (Pepo), Luis Bermejo (Pepo), Marisol Membrillo, Elisabet Gelabert, Lucía Pollán (Alicia)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Guía del Ocio: Háblanos del origen de Magical Girl.

Carlos Vermut: Tenía ganas de rodar una película pequeña después de Diamond Flash, un cuento de misterio con el estilo del cine negro, una historia de chantajes. Y poco a poco, fue creciendo a medida que iba incorporando elementos a la trama: el vestido, el profesor de Matemáticas, etc. En cuanto a la producción, conocí a Pedro Hernández, el productor de Aquí y Allí Films, en una jornada donde presentábamos nuestras películas. Leyó el dossier y le gustó mucho el tratamiento que tenía.

G. O.: ¿Cómo planteaste el equiilbrio entre la tragicomedia gélida y la reescritura de arquetipos del cine negro?

C. V.: La película funciona por contraposiciones. Busco la armonía entre la comedia y el drama y escribo personajes que puedan complementarse. Los adultos fueron tomando más protagonismo y la niña asumió el papel simbólico de detonante de la trama. Siempre utilizo símbolos. En este caso, los cuatro palos de la baraja española cumplen una labor importante a la hora de definir al cuarteto protagonista.

G. O.: ¿Cómo concebiste la estructura de Magical Girl?

C.V.: Diamond Flash estaba estructurada en tres capítulos como tres películas en las que los personajes son totalmente distintos. Lo que los une es la proyección de la trama subterránea del superhéroe, pero cada segmento tiene una coherencia propia, con su principio y su final. En el caso de Magical Girl, cada uno de los episodios corresponde a un personaje que se enfrenta a un enemigo: el de Luis es el Mundo, el de Bárbara es el Demonio y el de Damián es la Carne. Me interesaba ponerme en el punto de vista de cada uno de ellos. Así, evité el maniqueísmo: depende de dónde pongas el ángulo, el bueno de una historia puede ser el malo de otra.

G. O.: ¿Qué papel juega la cultura popular en tus películas?

C.V.: Al principio es una cuestión estética, porque a mí me gustan los superhéroes o el manga, pero luego estos elementos toman una dimensión narrativa. En Magical Girl, por ejemplo, el vestido y el cetro tienen un papel fundamental en la narración. Me gusta que cada elemento tenga un porqué en la trama, que todo esté integrado, que las cosas no sean caprichosas y que signifiquen algo.

G. O.: ¿Cuál es el rol de Bárbara y Alicia, las dos “chicas mágicas“ de la película?

C.V.: Funcionan como personajes antitéticos, aunque no llegan a encontrarse nunca. Cuando empecé a escribir la historia, tuve muy en cuenta los cuentos infantiles. Empecé a pensar en Cenicienta, en Blancanieves o en El Mago de Oz. Frente a la niña protagonista de todos estos cuentos, hay una antagonista que es una mujer madura. Creo que, de manera consciente o inconsciente, es lo que hice con ellas dos. Me gusta mucho el icono malvado femenino de todos los relatos para niños. Y me interesaba hacer una película sobre este personaje, tan cercano a Maléfica. Aunque sea una fabulación infantil totalmente deformada, la esencia del filme y las referencias femeninas están ahí, en narraciones incluso anteriores a las de los hermanos Grimm: la niña contra la madrastra, la juventud contra la vejez.

G. O.: ¿Crees que la película tiene algo de fresco nacional?

C.V.: Sí. Cuando haces una película en un lugar y en un momento determinados, es lógico que obtengas estos resultados. El detonante de la trama es económico, y al final deriva en distintos vaivenes relacionados con el dinero, el deseo, la frustración. Daba mucho pie a hablar sobre la crisis. Por ejemplo, Luis es un profesor en paro que no tiene dinero por culpa de la situación actual del país. Si tuviese dinero, no tendríamos película. La historia te va llevando. Cuando haces cine negro en España en el 2014, de alguna manera vas a toparte con la crisis: es que está ahí.

G. O.: Además de cineasta, eres autor de cómics. ¿Piensas que el lenguaje de la viñeta ha podido influir en tu forma de poner en imágenes las películas?

C.V.: Pues sí. Cuando yo creaba mis cómics, trabajaba antes con la imagen que con el guión; comenzaba a escribir en el momento en que tuviera una imagen clara. Esta estrategia me ayuda a abstraer conceptualmente la película. Quizás no tenga tanto que ver con el cómic como con la ilustración de prensa, campo en el que he trabajado mucho: te dan una noticia y debes ilustrarla. Aquí pasaría algo parecido: la capacidad de ver el filme en una ilustración, en un boceto, e inferir qué pasa a partir de ahí.

G. O.: ¿Podrías hablarnos de tus influencias creativas?

C.V.: Pues me gustan muchísimas cosas. Me gusta la literatura japonesa, como por ejemplo, Ryunosuke Akutagawa o Yukio Mishima. Por otro lado, el cine japonés de cineastas como Takashi Miike y Sion Sono, además del cine oriental en general. De los clásicos, me encantan Kubrick y Hitchcock. Siento una especial atracción por las cosas misteriosas y escabrosas relacionadas con nuestro lado oscuro: ahí están Almodóvar, Tarantino o Haneke. También el Marqués de Sade. En la música, me quedo con Bach, por ejemplo. Y Charles Burns es mi dibujante favorito de cómic. Como ves, de todo un poco.

G. O.: ¿Algún futuro proyecto del que puedas hablarnos?

C.V.: Tengo varias ideas escritas a vuelapluma, pero no me he sentado a analizar y construir una historia cerrada. Son más bien conceptos visuales y me queda aún darles una estructura narrativa. Cuando me ponga a ello, podrá ir surgiendo una nueva película, pero por ahora solo son imágenes pendientes de desarrollar.

Ir a la película >

Ignacio Pablo Rico- 17/10/2014

Carlos Vermut reformula el género negro en su segundo y premiado largometraje.

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

MARMITÓN, EL BISTRÓ DE LA LATINA

De Mapi Hermida

En esta ocasión, os vengo a contar un proyecto que he descubierto hace poco a pesar de su apertura a principios de año. Pa...


Podcast de cine: BUTACA VIP