El País

Crítica: Comedia gangsteril con mordaza

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Malavita

Lo mejor:
Un planteamiento con mucho potencial

Lo peor:
Que la comedia no acabe nunca de soltarse el pelo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
13 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 15/11/2013
  • Director: Luc Besson
  • Actores: Robert De Niro (Fred Blake / Giovanni Manzoni), David Belle (Mezzo), Michelle Pfeiffer (Maggie Blake), Dianna Agron (Belle Blake), John DLeo (Warren Blake), Tommy Lee Jones (Robert Stansfield), Jimmy Palumbo (Di Cicco), Stan Carp (Don Luchese), Vincent Pastore (Fat Willy), Jon Freda (Rocco), Michael J. Panichelli Jr. (Billy the Bug)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., Francia, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Malavita es una película con un potencial cómico indescriptible: un gánster oculto en el quinto pino con su familia, en virtud de un programa de protección de testigos, incapaz de sujetar sus instintos mafiosos para desenvolverse en situaciones cotidianas, y un ejemplo nefasto para su esposa e hijos, que no dudan en recurrir a la gasolina, al bate de béisbol y la extorsión para lidiar con cualquier inconveniente. Pero esperas el caos, el desmelene, la explosión irreverente y nunca llega.

Hay un arranque prometedor, en torno a la puesta en antecedentes y la presentación de los inclasificables personajes. Besson juega con los estereotipos de la comedia gangsteril de toda la vida, pero incrustándolos en la rutina de una comedia familiar de piñón fijo, y el resultado de la fusión promete. Promete mientras sigues creyendo que Besson se guarda un as en la manga. Pero pasan los minutos y sin noticias del as.

Malavita está jalonada de secuencias desternillantes, de latigazos cafres de buen humor negro, pero nunca hay continuidad, es como si la comedia no tuviese, como tal, hilo conductor. Da la sensación de que Besson no quiere renunciar a ser Besson ni por el bien de una película que le pide a gritos que no lo sea, o que lo sea de otra manera. El director francés se toma la película demasiado en serio, hasta el punto de que en el último acto la comedia prácticamente se evapora en favor de un thriller criminal a lo Único testigo de intensidad muy baja.

A Malavita le falta un hervor de irreverencia, un espíritu incendiario y una idea clara del modo en que los diferentes tonos del relato deben convivir. El thriller acaba comiéndose a la comedia, y debería suceder exactamente lo contrario. De Niro y Pfeiffer están por la labor, e intuyes que tienen ganas de liarla parda, pero Besson los sujeta. Al final te queda el regusto amargo de la ocasión perdida.

Buenos actores, un planteamiento muy prometedor y un puñado de gags de familia mafiosa italoamericana ciertamente disfrutables, pero el material, con todo, está muy desaprovechado; Besson no acierta a exprimir el innegable potencial del descafeinado relato. Malavita tiene cimientos de gran comedia, pero su director tiene otros planes para ella. Ni con el tono ni con el registro: Besson no acierta, apunta pero lamentablemente no dispara.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP