El País

Crítica: Biopic a la usanza vieja

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Mandela: Del mito al hombre

Lo mejor:
La propia inercia del relato biográfico

Lo peor:
La obsesión de Chadwick por abarcarlo todo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
4 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Biográfica
  • Fecha de estreno: 17/01/2014
  • Director: Justin Chadwick
  • Actores: Idris Elba (Nelson Mandela), Tony Kgoroge (Walter Sisulu), Riaad Moosa (Ahmed Kathrada), Zolani Mkiva (Raymond Mhlaba), Simo Mogwaza (Andrew Mlangeni), Fana Mokoena (Govan Mbeki), Thapelo Mokoena (Elias Motsoaledi), Jamie Bartlett (James Gregory), Deon Lotz (Kobie Coetzee), Terry Pheto (Evelyn Mase), Zikhona Sodlaka (Nosekeni), Naomie Harris (Winnie Madikizela)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, Sudáfrica, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Condensar en dos horas y media la vida y milagros de uno de los hombres clave del siglo XX es una tarea hercúlea, más aún si, como Justin Chadwick, apuestas por un perfil hagiográfico, por un biopic de vieja escuela que cubre todas las edades del mito, desde su infancia tribal, y los ritos de iniciación xhosa que forjaron el carácter de Madiba, hasta la mañana de su histórica toma de posesión en una Sudáfrica que, finalmente, comenzaba a cicatrizar heridas viejas bajo la tutela de un hombre excepcional.

Chadwick no escatima detalles a lo largo y ancho del viaje por el legado vital de Mandela, empecinado en no dejarse en el tintero ningún episodio crucial, ni ningún capítulo de la novelesca y apasionante existencia del hombre que derrotó al apartheid y obró el milagro de la reconciliación nacional. Esa obsesión por tocar todos los palos, por la perspectiva exhaustiva y la crónica enciclopédica es el lastre más pesado de una película a la que se le intuyen mimbres de biopic de lujo si hubiese imperado una mirada selectiva, una síntesis menos aglutinante.

Mandela: Del mito al hombre avanza impulsada por una inercia irresistible. La historia que Chadwick se trae entre manos vale su peso en oro: la vida y obra de Mandela es un filón narrativo de muchos quilates. El problema es que pasan demasiadas cosas y por todas ellas la cinta camina de puntillas. Cine de ese que rebosa información jugosa incorrecta o insatisfactoriamente procesada, que cae en la trampa de querer abarcar demasiado en muy poco tiempo, Mandela: Del mito al hombre propone una semblanza muy intensa, pero a la vez muy superficial, de la persona que fue Mandela y de la dimensión política e incluso familiar del personaje.

La cinta va de más a menos, y aunque trata de eludir los gestos y maneras de los telefilmes de lujo, Chadwick abusa ocasionalmente de tics de ficción televisiva. La puesta en escena, ojo, no es la de una TV movie de tres al cuarto, y la fuerza dramática que derrochan algunas de las secuencias más dramáticas de la cinta, son la prueba de que había director (y naturalmente actores) para más película; pero querer contarlo todo suele ser mal negocio en un biopic de esta jaez. Chadwick llega con prisas al último acto, y el perfil político del Mandela más interesante es prácticamente inexistente. Es en ese último bloque cuando peor lucen las carencias de esta, con todo, interesante película: una narración atropellada en el momento que el relato necesita tiempo y reposo para definir el clímax, y la prótesis facial y el tinte imposible de un Mandela anciano en el cuerpo y rostro fornido de Idris Elba delatan las limitaciones de un proyecto demasiado ambicioso

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP