El País

Artículo: Antesala del descalabro

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 21/10/2011

El debutante J.C. Chandor y un elenco de lujo recrean los albores de la actual crisis financiera.

Margin call
  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 21/10/2011
  • Director: J.C. Chandor
  • Actores: Kevin Spacey (Sam Rogers), Zachary Quinto (Peter Sullivan), Paul Bettany (Will Emerson), Jeremy Irons (John Tuld), Penn Badgley (Seth Bregman), Simon Baker (Jared Cohen), Mary McDonnell (Mary Rogers), Demi Moore (Sarah Robertson), Stanley Tucci (Eric Dale)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

El fin de una era. En septiembre de 2008 el mundo despertó en la antesala del caos. La caída de Lehman Brothers y el efecto dominó resultante desacreditaban las célebres tesis de Francis Fukuyama acerca del fin de la historia. Margin Call husmea en las bambalinas del desastre, en la frenética noche antes del colapso, en las 24 horas que precedieron el apocalipsis financiero.

El debutante J.C. Chandor exprime al máximo unos raquíticos cuatro millones de dólares de presupuesto para citarse con uno de los repartos del año. Kevin Spacey, Demi Moore, Jeremy Irons o Paul Bettany accedieron a rebajar drásticamente sus salarios para apuntarse al proyecto. Tal fue el interés suscitado en Hollywood por el libreto que Carla Gugino, Tim Robbins o Ben Kingsley se quedaron con las ganas de estar en el ajo.

Chandor, con un equipo joven y entusiasta, despliega los quebraderos de cabeza en una noche aciaga para un importante banco de inversión, precedida de una mañana de despidos y diezmo en la plantilla. A la hora del cierre uno de los brokers más avispados de la compañía accede a un escalofriante informe que anuncia una catástrofe inminente. Quedan 12 horas para la apertura de Wall Street, 12 horas en las que unos y otros tratan de calibrar la magnitud del problema para salvar sus pellejos y sus salarios. Pero pasan las horas y se disipan las dudas: sólo queda huir con los bolsillos llenos antes de que empiece el incendio.

Una crisis muy cinematográfica

Tres años después de la caída de Lehman Brothers, el cine empieza a erigirse en cronista crítico del desolador paisaje. Michael Moore inició el rodaje de Capitalismo, una historia de amor antes del colapso, pero el caos financiero dio una nueva dimensión a una película que cargaba las tintas sobre la complicidad interesada de la administración Bush y la desvergüenza de los tiburones financieros infiltrados en el gobierno. Con un tono menos demagócico, Charles Ferguson se llevó el Oscar al mejor documental apuntando con el dedo a Obama, explicando los porqués de la crisis a los no iniciados y desenmascarando a los criminales que la orquestaron. El año pasado se apuntó al carro un habitual, Oliver Stone, que ubicó la secuela de la mítica Wall Street en la antesala y primeros compases de la depresión, retratando al broker de nueva generación. La cara más humana del colapso la aportó John Wells con la notable The Company Men, una aproximación al drama cotidiano de los desempleados condenados a pasar los lunes al sol y a rehacer sus vidas desde cero.

Y además

Arquitectos de la crisis

Zachary Quinto. Debuta como productor con Margin Call y, a la vez, da vida a un avispado y prometedor broker recién llegado que advierte antes que nadie la magnitud de la catástrofe que se avecina. Lo vimos en la piel de Spok en Star Trek.

Jeremy Irons. Resuelve su papel en apenas un puñado de secuencias, pero deja huella. Lo hace en la piel del despiadado John Tuld, consejero delegado del grupo, exclusivamente preocupado por salvar sus muebles antes de la caída.

Paul Bettany. Da vida a Will Emerson, jefe de brokers sin escrúpulos, con sueldo astronómico, amante del derroche y el dispendio. Lo veremos próximamente en el thriller Blood y escucharemos su voz en la esperada Los Vengadores.

Demi Moore. Se puede decir que vive una segunda juventud en todos los aspectos. Demi, por la que parecen no pasar los años, es Sarah Robertson, implacable jefa de riesgos. La veremos en el remake americano de LOL.

Kevin Spacey. Spacey, que vuelve estar en la brecha después de algunos años semidesaparecido, pone rostro a Sam Rogers, uno de los ejecutivos más veteranos de la empresa, totalmente sobrepasado por la gravedad de la crisis.

Stanley Tucci. Su despido es lo que enciende la mecha, y el informe de un proyecto inacabado, el que desata todas las alarmas. Tucci interpreta a Eric Dale, un analista de riesgos que se erige en el profeta de la inminente catástrofe.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP