El País

Crítica: DreamWorks se atranca parodiando los géneros populares y dando síntomas de cansancio con una película sólo intermitentemente ingeniosa

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Megamind

Lo mejor:
Una logradísima animación

Lo peor:
Que se le ven demasiado las costuras

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.8
33 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Animación
  • Fecha de estreno: 03/12/2010
  • Director: Tom McGrath
  • Actores: Will Ferrell (Megamind ), Tina Fey (Roxanne Ritchi), David Cross (Minion), Ben Stiller (Bernard), Justin Theroux (el padre de Megamind), Brad Pitt (Metro Man), Jonah Hil (Tighten)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: Todos los públicos y especialmente recomendada para la infancia

+ info

Nadie duda de que hay un antes y un después de Kung Fu Panda en la historia de DreamWorks Animation. En ese punto los más cualificados competidores de Pixar iniciaron un nuevo rumbo y dejaron de hacer películas mediocres para producir buenas películas, sin más. Lejos aún del sobresaliente, y ocasionalmente muy cerca del notable, las mentes pensantes de DW empiezan, otra vez, a exhibir síntomas de agotamiento mental.

El nuevo concepto sobre el que se vertebra toda la frenética actividad anual del estudio es la consagración de una fórmula familiar que no pierda el favor de los más pequeños, pero que se gane el de sus padres a base de guiños a la cultura popular y planteamientos multirreferenciales que apelen apelan a la cultura cinéfila del público adulto. Hasta ahí perfecto; Kung Fu Panda abrió una nueva era: DW encontró su propio estilo en la parodia desorejada del cine de artes marciales a la oriental con cantidad de guasa; luego parodiaron el cine alienígena de serie B, después la épica fantástica filovikinga y ahora las ficciones superheroicas.

Conclusión: DW ha vuelto a aburguesarse, a adocenarse y a relajarse repitiendo eternamente la misma fórmula comenzando a generar hartazgo por abuso de empleo. Incapaz de diversificar el rumbo creativo y conceptual de sus producciones insisten en el erre que erre; ahora desde un estándar de calidad y autoexigencia más alto, pero otra vez atrancados en la clonación infinita de un modelo que demuestra funcionar.

"Megamind" escenifica todas esas carencias y ese galopante deficit de imaginación. Además llegan a rebufo de Pixar, guiñando descaradamente el ojo a Los increíbles que, por descontado, era infinitamente mejor que ésta. Salpicada, no obstante, de intermitentes ramalazos de ingenio, que descansa sobre una banda sonora tan rockera como pertinente, la cinta tiende a pasarse de graciosilla, como en los peores tiempos de la casa, y acusa la escasa enjundia de la subtrama romántica que, a priori, debería marcar la diferencia.

No la marca, y Megamind arrastra durante 95 minutos una inofensiva y lúdica carencia de personalidad que la hace aparentar y escurrir el bulto con dignidad, pero sin dejar huella, sin acercarse, ni por asomo, al rebufo de Pixar, que sigue demasiado lejos; tanto que es imposible vaticinar un estrechamiento de las distancias a corto o medio plazo.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP