El País

Artículo: Men in Black 3

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 25/05/2012

Will Smith viaja al pasado para salvar el pellejo a su mentor, encarnado por Tommy Lee Jones y Josh Brolin.

Men in Black 3
  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 25/05/2012
  • Director: Barry Sonnenfeld
  • Actores: Will Smith (Agente J), Tommy Lee Jones (Agente K), Josh Brolin (Joven agente K), Alice Eve (Joven Agente Oh), Emma Thompson (Agente Oh), Jemaine Clement (Boris), Bill Hader (Andy Warhol), Michael Stuhlbarg (Griffin)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

La segunda secuela de Men In Black comenzó a gestarse en los descansos entre secuencias del segundo episodio. Ya entonces Will Smith y Barry Sonnenfeld (director de las tres entregas) fantaseaban con un viaje en el tiempo, con un periplo al pasado del agente J con posterior regreso al futuro. Así, quince años después del primer MIB, la franquicia resucita fiel a sus raíces. Repiten Sonnenfeld, Smith y Tommy Lee Jones y también Steven Spielberg como productor ejecutivo. Lo insólito es el mimo que se puso desde el primer minuto en la redacción del libreto. El mismísimo Ethan Coen fue reclutado para despachar el primer borrador del guion, que posteriormente cayó en manos de otro clásico con menos pedigrí pero igual oficio, David Koepp (suyos son los guiones de Atrapado por su pasado o Misión imposible, por citar solo las buenas). La tecnología en el ámbito de los efectos visuales ha dado un salto cualitativo desde el estreno del segundo Men In Black hasta la fecha. Y aunque no se han escatimado esfuerzos por brindar un espectáculo visual a la altura (enfatizado por la tercera dimensión), los protagonistas no son los alienígenas, sino los inseparables agentes J y K.

Un buen día J despierta con la inexplicable necesidad de consumir leche con chocolate compulsivamente. Una señal de que algo va mal. En efecto, en el cuartel general de los MIB nadie parece recordar a su colega K. De pronto sus huellas han desaparecido y parece que nunca hubiera existido. Alarmado ante semejante panorama, y con el apoyo de la agente O (Emma Thompson), J viaja al pasado, al año 1969, una fecha decisiva en la historia personal de K. Una vez allí J deberá impedir a toda costa que Boris el Animal, un alienígena también venido del futuro, consiga su propósito, que no es otro que matar al joven K (Josh Brolin), cambiar el curso de los acontecimientos e impedir a tiempo que este active un escudo espacial que proteja la Tierra de invasiones alienígenas. De paso J despejará un doble enigma que concierne al pasado de su gruñón compañero y al suyo propio. Las claves son las de siempre: ciencia- ficción en clave de guasa a mayor gloria de un Will Smith muy en su salsa, y un despliegue de recursos técnicos fuera de serie. Nada raro si en la trastienda funcionan juntos dos leyendas como Rick Baker, ganador de cinco Oscar, y Ken Ralston, que colecciona la friolera de siete estatuillas. Ellos son los ideólogos del aspecto visual, el diseño de las marcianas criaturas y los sofisticados efectos especiales y maquillaje.

Ah!, por descontado, Smith y Jones ya se dejan querer para filmar la cuarta entrega.

Cazadores de aliens

Will Smith. El guión de Men in Black 3 comenzó a cobrar forma en su cabeza hace diez años. Will Smith no cejó en el empeño hasta que la nueva secuela cobró forma. Al fin y al cabo el agente J es uno de sus personajes favoritos. “Es como una fantasía de la infancia; sabes cosas que los demás no saben y tienes el trabajo más importante del mundo. El niño de siete años que llevo dentro se desata cuando me pongo el traje negro”. Esta vez no basta con matar alienígenas. Salvar el pellejo de su mejor amigo y desvelar el misterio de su propio origen será todo uno.

Tommy Lee Jones. No costó nada convencerle para volver a meterse en la piel del hierático y concienzudo K, el agente más competente de los MIB. Jones siente una vinculación sentimental con el personaje, pero es que además “siempre que trabajas con Will Smith sabes que será un día feliz”. El reto es doble esta vez. Al fin y al cabo le toca el papel de telonero de su alter ego juvenil encarnado por Josh Brolin. La fuga de prisión de su némesis por antonomasia, Boris el Animal, pone en peligro su vida y el propio futuro del planeta Tierra.

Josh Brolin. Le pedían que fuera un clon sin arrugas de otro actor, que hiciera suyo un personaje icónico que pertenecía a otro. Brolin salió indemne del desafío. Estudió cada gesto y cada quiebro de voz del maestro Tommy Lee Jones para encarnar a un agente K treintañero y mimético. Lo consigue al punto de parecerse físicamente a un actor al que, en verdad, no se parece en nada. Brolin interpreta a K en los sesenta; un agente impulsivo pero metódico que aún no exhibe el carácter agrio y el semblante gélido de su yo en el futuro.

Y además

Un traje que marcó época
Estrenada en julio de 1997, Men in Black ponía en imágenes un popular cómic firmado por Lowell Cunningham. La cinta fue un extraordinario éxito en las taquillas de todo el mundo, amasando 590 millones de dólares. Un chollo considerando que el presupuesto no superó los 90. La cinta fue además la consagración de Will Smith como estrella emergente, certificando su exitoso salto de la televisión al cine. El Oscar en la categoría de mejor maquillaje puso la rúbrica. Eso y la producción, a la sombra del éxito de la cinta, de una serie animada, Men in Black; The Series que fue emitida en la televisión estadounidense entre 1997 y 2001. Semejante bombazo, por descontado, no podía caer en saco roto. En 2002 vio finalmente la luz la primera secuela de la franquicia. Aunque funcionó bien en taquilla, no logró alcanzar los registros de la película original. Men in Black II recaudó un total de 441 millones de dólares en todo el mundo. Menos de lo esperado y, por ello, argumento para enfriar el éxito de una saga que resucita ahora diez años después.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP