El País
Imprimir

Crítica: Palos de ciego

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Mi amigo Mr.Morgan

Lo mejor:
La ambigüedad que sobrevuela, en algunos momentos, la relación entre los protagonistas.

Lo peor:
Desaprovecha un material sentimental y psicológico realmente suculento

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.1
44 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia dramática
  • Fecha de estreno: 14/08/2014
  • Director: Sandra Nettelbeck
  • Actores: Michael Caine (Matthew Morgan), Michelle Goddet (Madme Dune), Gillian Anderson (Karen Morgan), Clémence Poésy (Pauline Laubie), Justin Kirk (Miles Morgan), Anne Alvaro (Madame Léry)
  • Nacionalidad y año de producción: Alemania, Bélgica, EE.UU., Francia, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Desde que su esposa falleció de cáncer, los días del profesor retirado de Filosofía Matthew Morgan ( Michael Caine) discurren entre el desencanto y la amargura propios de quien cree haber despejado cada una de las incógnitas que regían su existencia. Tras un amago de suicidio frustrado, la aparición casual en su vida de Pauline (Michelle Goddet), jovencísima y entusiasta profesora de cha-cha, reavivará en él sentimientos cubiertos por el polvo tiempo atrás. Aunque Morgan luche por preservar la idea (ante sí mismo y ante su propia familia) de que lo que comparten ambos es una amistad sana y desprejuiciada, él proyecta en Pauline deseos inconfesables ligados a la evocación, más carnal que espiritual, de su mujer muerta, tal como resaltan explícitamente un par de planos y de diálogos.

 Lamentablemente, la alemana Sandra Nettelbeck no termina de exprimir las posibilidades de tan turbadoras pulsiones, y opta porque Mi amigo Mr. Morgan transite la senda del dramón familiar discursivo y atiborrado de molestos subrayados. Basada en la novela La douceur assassine, de Françoise Dorner, la película es víctima de su propia indefinición de intenciones, atrapada entre la narración de un amour fou de senectud y la de una historia de reconciliación paternofilial. Nunca dejamos de escuchar el inconfundible chirrido de los mecanismos dramáticos oxidados: la afectada intensidad de los numerosos encuentros y desencuentros no logra disimular las debilidades de un trabajo que prefiere acariciar al espectador con la brisa de un atardecer parisino antes que representar los conflictos de Morgan en toda su magnitud.

 El siempre solvente Michael Caine, gracias a un extraordinario dominio del lenguaje corporal, insinúa apetitos furtivos que Nettelbeck, no sabemos si por pasarse de sutil o por evitar incomodar a parte de su potencial audiencia, disuelve en un desenlace apresurado. Mi amigo Mr. Morgan es una producción rígida y morosa, más esquemática de lo que sugieren las espesas conversaciones y a la que le falta audacia para brindar todo lo que promete en sus primeros compases.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs