El País

Crítica: Demonios interiores

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Mi otro yo

Lo mejor:
Sophie Turner, todo un descubrimiento

Lo peor:
Un guion demasiado convencional

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.1
8 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 27/06/2014
  • Director: Isabel Coixet
  • Actores: Sophie Turner (Fay), Jonathan Rhys-Meyers (John), Claire Forlani (Ann), Rhys Ifans (Don), Gregg Sulkin (Drew), Ivana Baquero (Kaylie), Geraldine Chaplin (Mrs. Brennan), Leonor Watling, Zita Sattar (Mira), Amanda Edwards (mujer policía), Priyanka Patel (Dawn)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., España, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Basada en una novela para público adolescente, Mi otro yo se presenta como un doble desafío para Isabel Coixet: es su primera película de género, primera incursión en temáticas y atmósferas del thriller psicológico puro y duro; pero además el propósito es dotar al relato de una dimensión más poliédrica y adulta, repescando las tradicionales obsesiones de su cine, a saber, el aislamiento, la soledad emocional, el miedo a relacionarse con los otros. La idea es pues que Mi otro yo sea una película de suspense de multisala, pero sin renunciar al empaque formal y conceptual que se espera de una directora con tanta personalidad como Coixet. El problema es que no hay demasiada chicha en el relato del que beben las imágenes de la cinta. Se trata de un relato de suspense bien nutrido de estereotipos de género: una adolescente de mundo emocional patas arriba comienza a sentirse acosada por una aparición fantasmal que suplanta su personalidad, mientras lidia con el primer amor, episodios de acoso escolar y el impacto de un hogar disfuncional en el que cada uno hace la guerra por su cuenta.

Coixet trata de exprimir hasta la última gota de jugo que la novela es capaz de ofrecer, pero la frágil arquitectura dramática del relato no consiente demasiadas alegrías. Mi otro yo parece más bien un trabajo de encargo que un director de cierto fuste se esfuerza por hacer suyo, llevando las emociones al límite, dotando a las imágenes de un empaque formal a la altura de su prestigio y pedigrí.

En realidad el filme no está tan lejos de otras propuestas primas-hermanas, por objetivo y propósitos, del thriller psicológico asiático de fantasmas, en torno a un esquema argumental trillado, con alma de película en serie. El problema es que el trasfondo emocional del relato, la tragedia que arropa las rutinas del thriller propiamente dicho, el traumático periplo de la adolescencia a la edad adulta de la sufrida protagonista, no bastan para dotar a la historia de esa dimensión adulta que Coixet persigue con tanto ahínco.

Mi otro yo no se conforma con ser una convencional película de género, pero sus resortes lo son, a pesar de todo. Sophie Turner despacha su personaje con mucho carácter, y de hecho, una de las mejores virtudes de lo último de la directora de Mi vida sin mí es, precisamente, el descubrimiento para el cine de una actriz con pinta de estrella muy a corto plazo

Ir a la película >



Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP