Crítica: Los estragos de la posguerra en Andalucía según Imanol Uribe, al mando de un drama solvente pero también estereotípico y maniqueo

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Miel de naranjas

Lo mejor:
El impecable desempeño de los secundarios

Lo peor:
Demasiados lugares comunes

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.4
19 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 01/06/2012
  • Director: Imanol Uribe
  • Actores: Blanca Suárez (Carmen), Iban Garate (Enrique), Karra Elejalde (Don Eladio), Ángela Molina (María), Bárbara Lennie (Ana), Eduard Fernández (Vicente), Fernando Soto (Don José), Nora Navas (Miel)
  • Nacionalidad y año de producción: Portugal, España, 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Imanol Uribe merodeó la Guerra Civil en El viaje de Carol, pero Miel de naranjas es ya una incursión frontal en el género enseña del cine patrio. Con el foco lejos de los teatros tradicionales de guerra y posguerra, Uribe escarba en la dicotomía represión-resistencia en el sur de España, desde un oscuro juzgado donde se dicta la ley a punta de pistola. La justicia como instrumento de terror del régimen franquista. Y en medio del desolador escenario la semilla de una historia de amor y la redención de un lacayo del sistema que acaba sucumbiendo a la evidencia de que sus pagadores no son sino los verdugos de su pueblo.

Como de costumbre en esta suerte de ficciones nos movemos entre contrastes desmesurados, del blanco al negro, de la perfidia infame de los del bando malo a la inmaculada resistencia de los del bando bueno. Uribe incurre en los tipismos ancestrales del cine español de Guerra Civil cebando la polaridad en aras de un dramatismo muy directo pero poco elaborado. Miel de naranjas es una película de buenos y malos, y es ese meridiano maniqueísmo el combustible de la elemental tragedia.

Aún así Uribe tiene el oficio que otros no tienen; Miel de naranjas oculta la desmesurada simpleza del planteamiento, la recurrencia a arquetipos sin dobleces, detrás del oficio de un cineasta con impecable manejo de los tiempos y que toma el pulso al período y a sus gentes con incontestable acierto, las cinta acusa el lastre de un academicismo formal demasiado neutro, pero la tragedia tiene los mimbres básicos en su sitio, a pesar de los perfiles de brocha gorda y de la insistente recurrencia al lugar común (hay excepciones, como la amistad imposible entre los personajes de Karra Elejalde y Carlos Santos).

El cine español tiende a inmortalizar la guerra en piloto automático; a veces cuesta encontrar el sello de uno u otro en un corpus de películas donde las diferencias de estilo escasean. Uribe, con todo, trabaja en un estándar de calidad por encima de esa media. Le ayudan Elejalde y Eduard Fernández, cabezas visibles de un elenco de secundarios intachable. Faltan matices, sin embargo, en la composición de los dos personajes protagónicos. Demasiada responsabilidad sobre los hombros aún inexpertos de Iban Gárate y Blanca Suárez

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP