El País

Crítica: Un trágico despertar a la edad adulta es la excusa para que Jeff Nichols se consagre entre los grandes y para que Matthew McConaughey demuestre que es mucho más que un torso musculado

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Mud

Lo mejor:
Es una de las películas del año

Lo peor:
Un epílogo que traiciona la coherencia interna del relato

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.1
29 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 30/08/2013
  • Director: Jeff Nichols
  • Actores: Matthew McConaughey (Mud), Reese Witherspoon (Juniper), Tye Sheridan (Ellis), Jacob Lofland (Neckbone), Sarah Paulson (Mary Lee), Ray McKinnon (Senior), Sam Shepard (Tom Blankenship), Michael Shannon (Galen)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Mirando de reojo a Mark Twain y a la Harper Lee de Matar un ruiseñor, Jeff Nichols explora la traumática iniciación en el mundo de los adultos de dos críos cuya inocencia es arrastrada río abajo por la corriente del Mississippi. En torno al río, y a los turbios secretos que este arrastra, en el paisaje flotante de un vecindario que vive a expensas de lo poco que este provee, teje Nichols este magnético tributo a esa encrucijada adolescente en la que el cinismo e hipocresía de los adultos acaban arruinando el letargo infantil abriendo el telón del desencanto. Mud es la historia de dos críos fascinados por la poética de un amor aparentemente puro e imposible.

El quid de la cuestión es cómo el descubrimiento de la ingrata verdad, a saber, el amor no es poético y su pureza se corrompe doblando la primera esquina, determina el indeseable ingreso de los críos en el universo de los adultos. Nichols habla del valor catártico de la mentira terapéutica frente a la ingrata realidad desnuda, de la lealtad volátil, del amor caduco que sobrevive por inercia y del otro, que solo existe y puede existir en la inocente imaginación de un niño que aún quiere creer que al menos un romance salió ileso ante el implacable paso del tiempo. Mud crece en torno a un personaje casi mitológico, un vagabundo honesto que mata y vive por amor y que encarna la última oportunidad que los dos críos están dispuestos a darle al mundo de los adultos antes de declararle su eterno desprecio, la mala conciencia del río, un outsider que resiste desde el romanticismo la feroz acometida de los nuevos tiempos.

Matthew McConaughey le coge brillantemente el pulso a este forajido irresistible, el renglón torcido de una sociedad rota que asiste al funeral de una forma de vida arcaica y a duras penas sostenible. Todo en Mud tiene un excepcional poder evocador, una arrolladora capacidad sugestiva. Nichols administra los tiempos del relato con una sensibilidad exquisita, despachando uno de los retratos de adolescencia más auténticos y contundentes del cine americano de los últimos años.

La inquietante mística del río te atrapa desde el primer minuto, lo demás es el fluir natural de un guion soberbio, que se nutre de las diatribas existenciales de un dramatis personae absorbente. Nichols es un narrador brillante, su película desgrana la evolución emocional de un violento aterrizaje en la edad adulta con la cadencia adecuada, sin prisas, pero a la vez sin digresiones ni circunloquios. Mud agita y convence, pero también seduce: sus imágenes acompasan desde el inhóspito paisaje humano y fluvial los estados de ánimo de personajes principales y secundarios, alimentando el crescendo de un drama que cuaja en torno a la fragilidad extrema de un puñado de familias desestructuradas: una de rutinas envenenadas y ensordecedores silencios a punto de saltar por los aires, otra de pasado en blanco y padres invisibles y otra más de padres y hermanos enfurecidos esclavos de un insano compromiso de venganza

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP