Artículo: Regreso a Ítaca

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 06/02/2014

Seis nominaciones al Oscar para la última joya de Alexander Payne, una catarsis paterno-filial en clave de road movie.

Nebraska
  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 07/02/2014
  • Director: Alexander Payne
  • Actores: Bruce Dern (Woody Grant), Will Forte (David Grant), June Squibb (Kate Grant), Bob Odenkirk (Ross Grant), Stacy Keach (Ed Pegram), Mary Louise Wilson (Tía Marta), Rance Howard (Tío Ray), Tim Driscoll (Bart), Devin Ratray (Cole)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Las raíces son un lugar de refugio y repliegue, pero Ítaca a veces puede ser también un lugar inhóspito. Alexander Payne vuelve una vez más a explorar esa geografía sentimental de los orígenes al trote por las carreteras desiertas de la fronteriza Nebraska, estado natal del director y puerta de acceso al lejano Oeste. En impoluto blanco y negro, suspendido en una atemporalidad etérea, en uno de esos lugares de la América profunda donde nunca pasa nada, lo nuevo del director de Los descendientes, su enésima road movie, cuaja como una odisea iniciática a rebufo de los desvaríos de un anciano cansado de vivir que encuentra una excusa para seguir sintiéndose vivo en un cupón promocional que lo identifica como posible ganador de un millón de dólares.

 Bruce Dern, que logró el premio al mejor actor en el último Cannes, es ese viejo cascarrabias, mal padre y peor marido sin motivos para seguir remando. En compañía de su hijo (Will Forte) emprende un viaje sin sentido en pos de un botín inexistente, y en el viaje se produce el reencuentro con las raíces, con sus parientes, últimos especímenes de una clase obrera en retirada, en la incertidumbre de una desindustrializacion imparable. Y alrededor del improbable premio surgen los buitres, las cuentas pendientes del pasado y la estampa, casi arqueológica, de una América irreversiblemente envejecida. Crónica de un entrañable reencuentro paterno-filial, que condensa todas las obsesiones típicas del cine de Payne, la cinta es candidata a seis Oscar, incluyendo mejor película, director y actor protagonista.

Un referente de la comedia 'indie'

Citizen Ruth (1996). Payne apenas se había fogueado en el mundo de la televisión y el cine como montador y guionista cuando se lanzó a la aventura de dirigir su primer largometraje. Fue llegar y besar el santo. Una corrosiva sátira sobre el aborto protagonizada por la desaparecida en combate Laura Dern, que voló alto gracias a los aplausos y elogios cosechados en Sundance.

Election (1999). Una despiadada parábola sobre las miserias del sistema político estadounidense desde los pasillos de un ainstituto que confirmó definitivamente a Alexander Payne entre los cineastas emergentes de más talento del país. Alabada por Peter Bogdanovich, la cinta fue candidata al Oscar al mejor guion original.

A propósito de Schmidt (2002). La temática Payne empieza a cobrar forma definitivamente con Jack Nicholson al aparato. La vejez incomprendida, el conflicto con las raíces, el viaje iniciático... Payne cuajaba como uno de los directores indies más cotizados de la industria y consagraba su bautizo en la élite con dos nominaciones al Oscar para la cinta, en categoría de mejor actor principal y actriz de reparto.

Entre copas (2004). La industria de Hollywood se rindió finalmente a los pies de Payne y, de paso, descubrió tardiamente el descomunal talento de uno de los mejores actores americanos de las últimas décadas: Paul Giamatti. Una de las mejores road movies de lo que va de siglo y un inolvidable canto a la amistad. Ganó el Oscar a mejor guion y fue candidata a película y director.

Los descendientes (2011). Alianza Clooney-Payne. Resultado: la comedia dramática del año, otra vez, a vueltas con el convulso universo de los ancestros, las raíces y el legado familiar. De esas contadísimas películas que te hacen reír y llorar al mismo tiempo. Otro Oscar a mejor guion para Payne y nueva candidatura sin premio en la terna de mejor película y director.

Y además

La redención de dos veteranos

Lo nuevo de Alexander Payne vio la luz tras incontables obstáculos. Filmar en blanco y negro es un privilegio que los grandes estudios otorgan a muy contados cineastas. Además, el reparto de Nebraska no brilla precisamente por el perfil estelar de sus protagonistas. Eso sí, la película es una segunda oportunidad para dos veteranos prácticamente desaparecidos de la circulación. Bruce Dern y June Squibb (en la foto) aspiran, respectivamente, al Oscar a mejor actor principal y mejor actriz de reparto. Dern es uno de los grandes del Hollywood de los 60 y 70. Célebre gracias a películas como El gran Gatsby o El regreso, por la que logró su primera nominación al Oscar, ha seguido en la brecha gracias a colaboraciones puntuales con Tarantino y otros, pero su resurrección a estas alturas parecía improbable. Squibb es una grandiosa actriz de teatro que comenzó a brillar en el cine en los 90 con papeles en Esencia de mujer o La edad de la inocencia. Su candidatura al Oscar es el tardío reconocimiento a una secundaria fuera de serie.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “PROMESAS CUMPLIDAS”

De Luis Javier Martínez

Con la música electrónica tengo una relación de amor y odio, y aunque los dos discos anteriores de Floating Points no me h...


Podcast de cine: BUTACA VIP