El País

Crítica: De ocurrencia en ocurrencia

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Negocios con resaca

Lo mejor:
El trío protagonista

Lo peor:
La abundancia de chistes malos

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.1
10 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 04/06/2015
  • Director: Ken Scott
  • Actores: Vince Vaughn (Dan Trunkman), Tom Wilkinson (Timothy McWinters), Dave Franco (Mike Pancake), Sienna Miller (Chuck Portnoy), June Diane Raphael (Susan Trunkman), Britton Sear (Paul Trunkman), Ella Anderson (Bess Trunkman), Nick Frost (Bill Whilmsley), James Marsden (Jim Spinch), Ken Scott (Turista en el hotel alemán/Turista en el museo)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Después del fenómeno Starbuck, que lo convirtió en uno de los directores de comedia más solicitados de la industria del cine anglosajón, Ken Scott ya se ha hecho su hueco en Hollywood de la mano de Vince Vaughn, actor fetiche y cicerone de lujo en ese empeño del director canadiense por medrar en la industria de la comedia palomitera estadounidense. Un proceso que tiene en Negocios con resaca el último movimiento, que consuma, creemos el empeño de Scott de vender su alma al diablo, integrándose en el mainstream con películas de encargo de cuestionable trascendencia. Menudo fenómeno era la primera etapa de ese viaje: Scott se esmeraba en adaptar su "fórmula" en amansar su personalidad como cineasta, bajo las demandas de una producción hollywoodiense estándar de usar y tirar.

Negocios con resaca es su primera película con guion ajeno, y lo cierto es que a Scott se le nota cada vez menos cómodo (o quizá, paradójicamente, demasiado cómodo) en las rutinas y automatismos de la comedia yanqui frívola y diminuta de multisala. Su nueva propuesta se construye alrededor de dos elementos: el tirón cómico y el oficio del trío protagonista, y la abrumadora inconsistencia de un libreto que construye su pegada humorística a base de gags y chistes aislados, recurriendo a lugares comunes y chispazos de segunda mano a vueltas con los enredos juerguistas, con o sin resaca, del clásico emprendedor con el agua al cuello que se juega su porvenir y el de toda su familia a una única carta con todos los astros en contra.

A partir de ahí Scott procede a dar espacio a Vaughn, que se apodera de la película llevándola a su terreno y al de sus tics, en una sucesión muy irregular de situaciones límite en un país exótico (Alemania en este caso), recurriendo a chistes ya muy sobados sobre gays, sexo iniciático y fiestones que lo ponen todo patas arriba, enteramente dependiente de la pegada de un puñado de chistes sueltos, presuntamente atrevidos, pero de recorrido muy corto, en una película que, como tal, carece de ritmo más allá de los golpes de ingenio de un libreto que lo fía todo a la sucesión de gracias, más o menos inspiradas, descuidando la cohesión interna del relato, en una narración deslavazada que avanza a trompicones y exclusivamente a golpe de ocurrencia, en una mejorable administración de los excesos y exabruptos, consustanciales a este perfil de comedia. Vaughn está a gusto y sólido, como siempre, haciendo su papel de cabecera, aunque los mejores minutos de la fiesta se los roban Dave Franco y, sobre todo, un Tom Wilkinson sembrado en un registro al que no nos tiene acostumbrados.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP