El País
Imprimir

Crítica: Anecdotario de familia

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Nuestra hermana pequeña

Lo mejor:
La destreza de Koreeda para construir personajes (y para dirigir actores)

Lo peor:
Una historia demasiado lineal, con escaso empaque dramático

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
32 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 23/03/2016
  • Director: Hirokazu Koreeda
  • Actores: Haruka Ayase (Sachi), Masami Nagasawa (Yoshino), Kaho (Chika), Suzu Hirose (Suzu Asano), Ryô Kase (Sakashita), Ryôhei Suzuki (Dr. Yasuyuki Inoue)
  • Nacionalidad y año de producción: Japón, 2015
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Es también Nuestra hermana pequeña, como lo fue la espléndida Nadie sabe, una película sobre el amor fraternal mediatizado por el peso de una ausencia, pero una y otra están dirigidas por dos Koreeda distintos, parientes lejanos, si acaso. En los últimos años el cine del otrora emblema del realismo nipón ha sufrido una mutación evidente, en un empeño por aproximarse a las demandas del mercado, por salir de la burbuja del arte y ensayo cocinado para minorías. El desgarro áspero, hiperrealista y desolador de Nadie sabe que es, quizá, su mejor película hasta la fecha, contrasta con el ungüento melodramático, la tragedia coreografiada y la reinvención de un estilo (hace tiempo que el director japonés apostó por otro tipo de cine), paradójicamente, forjado desde las antípodas del Koreeda aquel, en una dramatización demasiado tangible, permanentemente subrayada por los acordes de una melodía melancólica que nos sitúa más en territorio Yoji Yamada que en los dominios del director de After Life.

En el camino Koreeda se ha desprendido de los elementos más característicos de su estilo, vislumbrando el drama con flitros cada vez más gruesos, muy lejos de la espontaneidad radiante de sus películas más emblemáticas, de los tiempos en los que aún era un documentalista flirteando con el cine de ficción. Empeñado está en emular a Ozu, pero desde la intrascendencia de un relato que, en verdad, se atranca en un costumbrismo familiar cosmético, decorado con preciosas postales de cerezos en flor, un tanto estéril. Todo es extremadamente correcto y académico (y esto no es un piropo hablando de quien hablamos) pero el toque genuino inherente a las ideas sobre el lenguaje fílmico características de su autor está tan difuminado que casi ha desaparecido del todo. Las hermanas de Koreeda comen, duermen, van a trabajar, frecuentan a los vecinos, y de vez en cuando echan de menos al padre común o se estrellan contra el mundo de los hombres. En realidad no hay demasiada miga a lo largo de estos bellos y olvidables ciento veinte minutos. El drama no tiene demasiada consistencia, y aunque es cine grato de ver, y desde luego vendible entre públicos mucho más diversos y menos selectos, está a años luz del Koreeda de los mejores tiempos.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

LA CHULETA DE CASA JULIÁN

De Mapi Hermida

Mucho se está fraguando gastronómicamente en el barrio de El Retiro, y para muy bien. Y más concretamente, en el bulevar d...


Podcast de cine: BUTACA VIP